Economía y Empresa 


Fases del proceso de selección para la industria financiera (II)

Así pues, para poder optar a estar entre los candidatos a un proceso de selección de alguna de estas empresas, es necesario inscribirse en alguno de estos programas. Para ello, los candidatos tienen que informarse del lugar y la fecha de realización y asegurarse de inscribirse antes de que finalice el plazo. A continuación se expone una tabla orientativa sobre las fechas en las que suelen tener lugar este tipo de programas

 

Primer paso: sesiones informativas

Estas sesiones informativas “informales” son una buena oportunidad para aprender acerca de la forma de negocio de las diferentes entidades y sobre su proceso de selección, mientras la empresa ofrece aperitivos y refrigerios a los asistentes. Normalmente se llevan a cabo en el campus de las universidades o en las oficinas de la empresa, habilitando alguna sala de reuniones para el acto.

Este no es el momento para impresionar a los directores de recursos humanos mostrando una perspicacia financiera, sino para informarse acerca de cuántos puestos de trabajo pretenden habilitar, en qué departamentos necesitan más candidatos y en cuáles menos, y cómo se va a llevar a cabo el proceso de selección, su lugar, fecha y plazo límite. Es también una buena ocasión para formular preguntas a los socios y analistas acerca de su trabajo y sus experiencias por las que los candidatos sientan curiosidad.

Deben mantener los oídos despiertos, pues la información que surge de estas reuniones puede llegar a ser extremadamente valiosa. Asimismo, es una buena oportunidad para conseguir contactos, entablando alguna relación con los analistas y pidiéndoles su tarjeta personal con su número de teléfono, que puede resultar muy útil en un futuro.

 

Segundo paso: búsqueda de un trabajo

Una vez los candidatos hayan asistido a estas reuniones informativas, tendrán que decidir si se trata de una actividad que se ajusta a sus capacidades y motivaciones o si, por el contrario, prefieren dedicarse a otro sector de actividad. Si piensan que la banca de inversión es el trabajo que están buscando, deberán decidir ahora en que área o sección de esta gran industria quieren aplicar para un puesto de trabajo.

Básicamente, el trabajo recae en cuatro grandes áreas que, generalmente, se denominan en el idioma financiero por excelencia, el inglés: Corporate Finance (CorpFin), Mergers and Acquisitions (M&A), Sales and Trading (S&A) y Research. En todas ellas se abren plazas tanto para programas undergraduate como MBA, de manera que los candidatos tendrán que decidir, a través de su investigación y atendiendo a las sesiones informativas, que área se adapta mejor a sus objetivos profesionales.

Tercer paso: comienza la preparación

Una vez que se han investigado todas las posibilidades al alcance, el candidato se decidirá por aplicar a unas determinadas plazas de trabajo. Ahora sí que ha llegado el momento de impresionar a los directores de los departamentos de recursos humanos. La competencia va a ser enorme, por lo que conseguir destacar por encima de los demás no es una tarea sencilla.

La aplicación se realiza generalmente a través de Internet, pues es un método rápido, útil y efectivo, si bien existe la posibilidad de que en ocasiones las empresas recojan aplicaciones en papel. En las aplicaciones a través de Internet habrá que rellenar formularios estándar de cada empresa con datos personales, para que las entidades reciban esta información. Además de ello, se pide que se adjunten ciertos documentos, destacando sobre todo el  currículum vitae y una carta de presentación (cover letter).

RELACIONADOS