Economía y Empresa 


Fairtime: Comprando y vendiendo tiempo

Desde los albores de la humanidad, el ser humano ha intercambiado mediante transacciones comerciales bienes y servicios, bien usando éstos como contraprestación al objeto recibido o el servicio prestado, bien sustituyéndolos por dinero (en su origen en forma de metal con monedas, después en forma de papel con billetes, para pasar posteriormente al plástico de las tarjetas de crédito y -hoy en día- a los bytes de monedas como bitcoin).

Logo de Fairtime

Logo de Fairtime

Durante estos miles de años se ha comprado y vendido casi todo, incluso aquello que resulte más complicado imaginar, pero… ¿Y el tiempo? Hoy en día, aunque parezca una ensoñación, es posible comprar y vender tiempo.

Esta afirmación puede ser rebatida por quien lea estas líneas como una falsedad en toda regla, pero si se continúa leyendo se descubrirá que ya hay quien ha hecho realidad el dicho popular de que “el tiempo es oro“.

La idea de comprar y vender el tiempo “que sobra” (el tiempo perdido, el tiempo al que no se le otorga valor y que sí que puede tenerlo) venía rondando desde hacía tiempo la cabeza de Ignacio Linares, Vicepresidente en Europa de McCann Worldgroup, una de las compañías de marketing más grandes del mundo. Sus compañeros y él, pasaban muchas horas mirando el móvil y la tablet, sobre todo en tiempos dedicados a desplazamientos (vuelos, largos viajes en tren…), y entonces se le encendió la bombilla: ¿Por qué no vender ese tiempo a quien esté dispuesto a comprarlo?

Fue así como surgió Fairtime, una aplicación (disponible en Android e iOS) que pone en contacto a usuarios que desean vender su tiempo libre con empresas que desean comprar ese tiempo. ¿Y cómo funciona? En primer lugar, tras descargar la aplicación, el usuario introduce sus características personales y sus gustos (es decir, cómo es y qué le gusta). A continuación, elige la cantidad de tiempo que quiere “vender” o “donar” (ya que también es posible que su destino sea para una ONG), y elige entre las opciones de las distintas empresas que desean “comprar” ese tiempo.

Capturas de pantalla de Fairtime

Capturas de pantalla de Fairtime

Sencillo, ¿verdad? Brillante. Sobre todo teniendo en cuenta que un español entre 18 y 44 años mira su móvil una media de 150 veces al día y que dedica a ver contenidos a través de ese dispositivo 122 minutos diarios.

El mundo del marketing evoluciona a una velocidad vertiginosa, y siempre hay alguien dispuesto a usar su imaginación para desarrollar algo novedoso en este mundo. El futuro es hoy.

 

Vía| Fairtime

Más información| Una <<app>> para vender el tiempo que te sobra

Imágenes| Fairtime, Tecnoexplora

RELACIONADOS