Coaching Profesional, Reflexiones 


¿Existe realmente la conciencia social en nuestro país?

 

Probablemente si nos mencionan Alcázar de San Juan, Málaga y Gamonal lo relacionemos automáticamente con protestas sociales y manifestaciones. Y de hecho es lógico. A raíz de todos los conflictos (derivados principalmente por inconformismo de los propios habitantes) se han sucedido numerosas concentraciones de revelados y protestantes en nuestro país, y cada vez más frecuentes. Pero, ¿esto por qué?

Efecto Gamonal

Efecto Gamonal

Podemos pensar que es algo nuevo (y de hecho es normal hacerlo), ya que dichas protestas se han ido sucediendo a partir de decisiones de más altas esferas políticas, bajo juicio popular, incorrectas, las cuales afectan a la moralidad e intereses de la población.

Actualmente nuestro país se encuentra atravesando un momento económico no de los mejores de nuestra historia, lo cual puede darnos a entender que la conciencia social de la que hablamos no sea “sincera”, sino que únicamente sale a relucir por intereses propios, al fin y al cabo compartidos con otros tantos, lo cual provoque una reacción en masa en contra de dicho problema.

También podríamos tener un poco de fe en la sociedad española, y pensar que siempre ha tenido consideración con el prójimo, ya que dicen que los españoles somos muy solidarios. Pero si esto es así, ¿por qué justo ahora es cuando más se oye hablar de este tipo de protestas? Bien es cierto, que cada vez estamos más conectados al mundo real mediante las redes sociales, con lo cual podríamos achacarlo al aumento de información que nos hacen llegar los medios.

¿Conciencia social o interés individual?

¿Conciencia social o interés individual?

Otro punto a tener en cuenta para poder dilucidar una respuesta clara a toda esta cuestión es las manifestaciones anteriores y posteriores ocurridas fuera de nuestro país. Rápidamente podríamos obtener dos ejemplos: Grecia y Ucrania. Por tanto, ¿podríamos creer que la sociedad actual es capaz de sentir una verdadera conciencia social sin importar las fronteras ni la condición política propia del país al que pertenezca?

¿Es inherente este sentimiento al ser humano? ¿O sólo sale a relucir por intereses individuales? ¿Seguirían sucediéndose dichas manifestaciones si España se encontrara en una época boyante? ¿Ha existido siempre la conciencia social o es ahora cuando está despertando el pueblo?

Sea cual sea la respuesta a todas estas preguntas, lo que podemos saber con seguridad es que la gran mayoría de nosotros estamos sedientos de soluciones y no vamos a dudar en protestar hasta el final para conseguirlas.

 

Más información| El Norte de Castilla, Wikipedia, eldiario.es, Definición.de

Imágenes| Toma la plaza, eldiario.es

En QAH| El votante y la asignación del gasto público, Soy creyente, La punta del iceberg, ¿Qué son las marchas de la dignidad?, Te cobramos por producir energía en casa, La pesca de los Rockefeller & company

 

RELACIONADOS