Jurídico 


¿Existe el IVA cultural?

El pasado 6 de febrero se celebró la 30ª edición de los premios Goya. Uno de los “protagonistas” de la gala fue el  IVA cultural . Pero, ¿es correcto utilizar este término?.

En este artículo trataré de realizar un estudio de dicha figura impositiva, tratando de resolver cómo se grava realmente  “la cultura”.

Hay que señalar, en primer lugar, que la regulación de este tributo se recoge en la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (LIVA, en adelante).

En relación  a su naturaleza jurídica, el artículo 1.a) LIVA establece que, “El Impuesto sobre el Valor Añadido es un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo y grava, en la forma y condiciones previstas en esta Ley, las siguientes operaciones: Las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios o profesionales.”

Por tanto, y en relación al presente supuesto, se gravan  actividades empresariales consistentes en la entrega de bienes, o en la prestación de servicios, relacionados con la cultura (libros, salas cinematográficas, periódicos, galerías de arte, partituras, corridas de toros, discos…). Hay que tener en cuenta, además, IVA-plazas-de-garajeque el artículo 4.3 LIVA recoge que “la sujeción al impuesto se produce con independencia de los fines o resultados perseguidos en la actividad empresarial o profesional o en cada operación en particular.”

Por otro lado, debemos recordar que en España no hay un tipo impositivo único, sino que existen tres tipos: general, reducido y superreducido. Entonces, ¿qué tipo se aplica a “la cultura”?. Dependerá del bien o servicio que se trate. Según los artículos 90 y 91 LIVA:


-El IVA superreducido
(4%) se aplicará a  “los libros, periódicos y revistas que no contengan única o fundamentalmente publicidad, así como los elementos complementarios que se entreguen conjuntamente con estos bienes mediante precio único.Se comprenderán en este número las ejecuciones de obra que tengan como resultado inmediato la obtención de un libro, periódico o revista en pliego o en continuo, de un fotolito de dichos bienes o que consistan en la encuadernación de los mismos.”

-El IVA reducido (10%) corresponderá a “la entrada a bibliotecas, archivos y centros de documentación y museos, galerías de arte y pinacotecas.” Además, “las importaciones de objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, cualquiera que sea el importador de los mismos, y las entregas de objetos de arte realizadas por las siguientes personas:
1.º Por sus autores o derechohabientes.
2.º Por empresarios o profesionales distintos de los revendedores de objetos de arte a que se refiere el artículo 136 de esta Ley, cuando tengan derecho a deducir íntegramente el Impuesto soportado por repercusión directa o satisfecho en la adquisición o importación del mismo bien.”

-El IVA general (21%) será de aplicación al resto de bienes o servicios que no aparezcan recogidos en el artículo 91 LIVA y que, por tanto, les corresponda un tipo impositivo reducido o superreducido. En este tipo general encontraremos, por ejemplo, las entradas de cine o teatro, los conciertos o las corridas de toros.

Por tanto, es incorrecto hablar de IVA cultural, ya que ni lo que se grava es la cultura como tal, sino determinados bienes o servicios que guardan relación con ésta; ni existe un único tipo impositivo que grave todos los bienes o actividades culturales de la misma forma.

Vía | LIVA

Imagen | IVA

RELACIONADOS