Jurídico, Uncategorized 


¿Exhibir una bandera republicana está dentro de la legalidad constitucional?

La bandera simbolizaba el cambio radical en el sistema de gobierno. La inclusión del tercer color (morado) buscaba el reconocimiento al pueblo de Castilla como parte vital de un nuevo estado, bajo el supuesto de que los colores rojo y amarillo representaban a los pueblos de la antigua Corona de Aragón, y creyendo -erróneamente- que la bandera de Castilla había sido morada

La bandera de la Segunda República simbolizaba el cambio radical en el sistema de gobierno. La inclusión del tercer color (morado) buscaba el reconocimiento al pueblo de Castilla como parte vital de un nuevo estado bajo el supuesto de que los colores rojo y amarillo representaban a los pueblos de la antigua Corona de Aragón, y creyendo -erróneamente- que la bandera de Castilla había sido morada.

La Policía Nacional detuvo a tres personas durante los actos de coronación de Felipe VI por portar banderas republicanas en el itinerario de la comitiva real. Según fuentes de la Secretaría de Estado de Seguridad, las detenciones tienen relación con la presunta comisión de delitos de “resistencia a la autoridad”. Surge entonces la duda de si exhibir una bandera republicana está dentro de la legalidad constitucional y es precisamente este tema el que será abordado, desde el punto de vista jurídico, en este artículo.

Exhibir banderas republicanas está amparado por los artículos 16 y 20 de la Constitución que consagran la libertad ideológica y la libertad de expresión, según la Sentencia 15 de diciembre de 2003 de la Sección Novena de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El Tribunal dio la razón a IU (la parte actora en este litigio), que denunció una resolución del Ayuntamiento de Torrelodones (Madrid). gobernado por el PP, en la cual se ordenaba retirar la bandera republicana de un “chiringuito” montado por la coalición izquierdista durante las fiestas patronales de julio de 2002 por considerar que la exhibición de la bandera Republicana en el lugar referido puede alterar el orden publico dada la multitud de personas que concurren al Parque ferial durante la celebración de las fiestas patronales lugar en que, además, se consume bastante alcohol.

Las razones que llevaron al mencionado tribunal a razonar en este sentido son las siguientes:

-El tribunal estimó que la citada resolución judicial “es contraria al ordenamiento jurídico, en cuanto vulnera los derechos fundamentales previstos en los artículos 16.1 y 20.1 de la Constitución Española”.

-En esta línea, el tribunal declaró que las razones que llevaron al Ayuntamiento de Torrelodones a retirar la bandera segundorepublicana “restringían gravemente el ejercicio de los derechos fundamentales” ya que “la simple manifestación y exhibición de una bandera republicana no puede entenderse que altere gravemente el orden público”.

-El pluralismo político y la democracia, implican libertad para pensar, expresarse y participar o no participar en los procesos políticos en condiciones de transparencia e igualdad con los demás actores políticos. Estos valores amparan la discrepancia y las formas en las que ésta pueda manifestarse, siempre que esa expresión sea, a su vez, respetuosa con los derechos de los demás.

  La Sala entendió que no era suficiente la razón que expuso el Ayuntamiento de Torrelodones para limitar el ejercicio de los derechos constitucionales aludidos siguiendo la línea sentada por la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional que señala que toda resolución que limite o restrinja el ejercicio de un derecho fundamental ha de estar motivada. Esta afirmación general ha sido matizada por la sentencia núm. 51/1986 de 24 de abril.

Por tanto y a modo de conclusión, la bandera republicana es legal y no es inconstitucional pese a no ser la bandera oficial del Estado  precisamente porque, como dice la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, los únicos motivos para prohibir la exhibición de una bandera son que incite a la violencia, el racismo, la xenofobia u otras formas de atentar contra la dignidad humana. 

Vía | Público

Imagen | República

RELACIONADOS