Economía y Empresa 


Ética y empresa: el caso ENRON

¿Qué nivel de importancia adquiere la ética en el mundo de la empresa? Un ejemplo ilustrativo de mejora del comportamiento ético de un negocio, es el caso que nos brinda le compañía ENRON, dedicada al sector de la energía que en el año 2001 empleaba a más de 21.000 personas. Las principales causas económicas y sociales que tuvo la quiebra de esta empresa pueden dividirse en dos tipos: las consecuencias directas y las consecuencias indirectas.

enron

El caso ENRON marcó un antes y un después en los debates éticos de las empresas

Por un lado, las consecuencias directas fueron todas negativas. Son las que perjudicaron a sus trabajadores, inversores y acreedores, que perdieron sus trabajos, inversiones y derechos de cobro sobre la empresa respectivamente. Además, afectaron sobre las pensiones de jubilación que habían pactado sus trabajadores por la caída masiva de los precios de sus acciones, donde éstas estaban invertidas. Por otro lado, encontramos las consecuencias indirectas. Entre ellas y debido a su magnitud, destacó la rápida reacción para intentar legislar y tomar medidas para que no se repitiera un caso similar, exigiendo más transparencia a las empresas, elaborando reglas que protegieran a los pensionistas y reglando más estrictamente los sistemas de control y auditorías.

En el año 2002,  se descubrió que la mayor parte de sus beneficios eran falsos, que la empresa tenía una deuda mayor de lo que pensaba y que , en general ENRON era un gigantesco fraude. Pero, ¿Por qué ocurrió todo esto? Pues bien, las opciones de compra de acciones, promueven un clima corrosivo que tienta a los ejecutivos a jugar con los informes de los beneficios. Por ello, los altos ejecutivos realizaban transacciones entre miembros de la administración y firmas externas o afiliadas, en las que se podía proporcionar la oportunidad para obtener beneficios a nivel personal. En el caso de que fuese contabilidad creativa, los autores de éstas deberán probar si existe una razón sustentable de negocios para que la empresa realice tal tipo de transacciones para cerciorarse de que las condiciones de transacción se revelan de manera transparente. Tal vez, la recomendación más obvia y directa para evitar que casos como ENRON vuelvan a aparecer es incidir en mejorar la transparencia de las empresas.

Los principales factores y motivaciones que llevaron a ENRON a realizar estas prácticas fueron  la falta de control y legislación que se lo impidiera, con un gran vacío legal con respecto a los controles. La financiación de las campañas políticas también propició una red de sobornos, corrupción y facilidades para este tipo de empresas.

Además, la falta de ética que había en las altas esferas era latente. Los ejecutivos y administradores, cobraban gran parte del salario en acciones, lo que les motivaba a inflar y maquillar sus informes para que los beneficios aparentes fueran mayores y las acciones de la empresa aumentaran de valor. Así no solo estaban interesados en que subieran las acciones el presidente y el CEO, sino también estos ejecutivos y administradores.

A partir del caso ENRON, quedó en evidencia la debilidad del sistema de inversiones en acciones de las empresas, debido a la poca transparencia que estas ofrecían en cuanto a sus resultados y balances. Por ello, se han creado nuevas leyes que potencian el control y mejoran el sistema de auditorías. Entre estas leyes, cabe destacar la Ley Sarbanes Oxley, que nace en 2002 vinculando a todas las empresas presentes en la bolsa de valores de EEUU, imponiendo medidas de control interno rígidas y eficientes para las empresas cuyas acciones cotizan en la bolsa.

 

 

Vía| ARCHEL Y OTROS “Estados Contables. Elaboración, análisis e interpretación”. Ediciones Pirámide. 2010.

Imagen| Name Shame

En QAH| ¿Por qué existe una falta de ética en las entidades financieras?  ¿Qué papel juega la ética en el mundo contable?

RELACIONADOS