Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


¿Ética o moral? ¿Cuán importante es la ética?

La ética inicia cuando las demás personas entran en “acción”, es decir, cuando se siente que se deben sustentar y justificar las acciones ante la persona que se tiene al frente. La ética es la antítesis del egocentrismo y el narcisismo, puesto que ambos descartan tajantemente cualquier perspectiva distinta a la de uno.

El narcicismo es no valorar a la persona que se tiene al frente, no brindarle legitimidad. Lo contrario a aceptar que ese alguien merece respeto y tiene derechos; independientemente de que si comparte nuestra ideología o no. Ser ético es ponerse en el lugar del prójimo, es intentar mirar a través de sus ojos y emociones.

Tal como afirmaba Walter Risso, la empatía requiere de un proceso mental bastante dificultoso: 1. Descentrarse (humildad), 2. Adoptar temporalmente la posición del otro (juego de roles), 3. Identificar y comprender su opinión (explorar sin prejuicio), 4. Regresar a la creencia propia con la nueva información recabada, 5. Intentar unir los intereses propios y del interlocutor. Este proceso exige de gran flexibilidad.

Si se hiciera este ejercicio cada vez que se tuviera una interacción, las relaciones interpersonales mejorarían a gran escala. Habría que pensar en los vínculos que se tienen con los más cercanos: ¿Realmente se considera sus necesidades o sólo se busca convencer de que uno es el que tiene la razón absoluta?

Y ¿qué es la moral? Esta indica cómo “deben” ser las cosas, se refiere al deber, es la norma por excelencia, lo que garantiza una convivencia “decente” en una sociedad que no sabe dejarse guiar por el amor.

Entonces,  ¿moral o ética?. Se observa que  la ética genera mayores frutos para una mejor convivencia y relaciones humanas,  porque esta aconseja, mientras que la moral ordena. Además, la ética, como lo expresa Comte-Sponville, toma en consideración una variable adicional: nuestros juicios deben poder recomendarse a TODOS.

Para asegurarse de que se está obrando éticamente, deberían hacerse dos ejercicios claves antes de actuar:

  1. Incluir los intereses tanto de los “enemigos” y amigos, como de los desconocidos y familiares. Si es la mejor opción (tomando en consideración los 4 frentes), entonces se puede continuar con la acción.
  2. Realizarse la siguiente pregunta: ¿Qué ocurriría si todos se comportaran de tal modo?. Si la sociedad fuera mejor con dicha acción, entonces se puede proceder.

Al actuar con ética, se empieza a sentir una paz interior que emana de la sensación de actuar con coherencia entre lo que uno piensa y siente. Como lo expresa Risso: un sentido de unidad y adaptación sana se apodera del yo y lo enalte

Vía| Tu acierto

Más información| Cuál es el…,  Bioéticaweb

 

Imagen| Ética

RELACIONADOS