Ciencia, Neurociencia 


Etapas del dibujo infantil

Siempre exigimos y guiamos  a nuestros pequeños para que dibujen lo mejor que puedan pero debemos de saber que el dibujo es un proceso que se va adquiriendo paralelamente con su maduración en el desarrollo. Dibujar no es una actividad placentera sin sentido, es un medio de comunicación y expresión al igual que el lenguaje, las imágenes mentales o el juego. El niño ya no vive en el presente, puede evocar cosas pasadas y anticipar lo que cree que ocurrirá en el futuro, a esta etapa se llega cuando se ha superado el estadio sensoriomotor (a partir de los 18 meses) que según Piaget es el e stadio en el que el niño actúa sobre las cosas, las toca y manipula pero a partir de aquí, el niño puede utilizar medios simbólicos para referirse a cosas que no tiene en ese momento. El niño está preparado para utilizar palabras y hablar de objetos que no tiene presentes, aparece el juego simbólico (una tapadera redonda puede ser un volante, por ejemplo), comienza a imitar en diferido (cosas que ha observado antes que no están presentes)…

Debemos de tener en cuenta la dificultad que supone plasmar una realidad en 3D a un papel bidimensional, por ello se habla de etapas, los años en edades son orientativos. Cada niño lleva su propio curso de desarrollo. Pueden existir retrocesos, en vez de avances, el niño puede encontrarse con una dificultad y vuelve atrás para solucionarla.

El dibujo evoluciona a lo largo de 7 etapas (del garabato a la figura humana):

  1. El garabato

Es el precursor del dibujo y la escritura, estos primeros trazos se dan aproximadamente sobre el año y medio de edad. Sin intención de representar formas, figuras ni objetos. Es la continuación de la actividad motora, para comenzar a controlarlo debe de ser capaz que no se le salga de la hoja.

Debido a la ley Próximo distal, el niño se desarrolla desde el centro del cuerpo hasta la punta de los dedos, por eso al principio sus movimientos son amplios con grandes segmentos corporales y progresivamente se van afinando hasta conseguir coger un lápiz correctamente, controlar el trazo, realizar letras…

  1. Del garabato a las primeras formas

A partir del segundo año de edad se va apreciando agrupamientos de trazos en formas con contornos, es la primera intención de representar la realidad que el niño aprecia, es lógico que el nivel de maduración no permita todavía la representación  de las formas.dibujo2a

  1. Las líneas empiezan a tomar forma

Son dibujos que ya tienen cierto parecido con el objeto, situación o figura humana expresada pero sin llegar al detalle suficiente para identificarlos. El niño se encuentra en 2 años y medio aproximadamente y es capaz de dibujar círculos y combinarlos con líneas para crear nuevas formas.

  1. El detalle aumenta

En los 3 años el dibujo puede tener una intención clara de comunicar emociones, situación o personajes. El dibujo se perfila y puede mostrar objetos de interés para el niño (coche, casa, mesa…).

  1. La figura humana se perfila

Evoluciona de un humanoide con pies y cabeza a un humano con cuerpo y brazos. Entre los 3 y 4 años va depurando sus dibujos.

  1. Se consolidan las formas

Con 5 años la figura humana es perfectamente identificable, contiene casi todos los detalles; cabeza, tronco, extremidades, rasgos faciales, el cabello. En esta etapa ya está presente algo muy importante; la diferenciación. En un dibujo con varias figuras, el niño es capaz de expresar los rasgos que diferencian a cada figura (pelo largo o corto, objetos habituales en ese entorno, algo más grande o pequeño…). Este rasgo es signo de que el niño observa y es participe de su entorno y realidad.images

  1. El personaje en situación

El dibujo se consolida de los 5 a los 6 años. Mantiene un elemento en común en todos los niños; la capacidad para comunicarse, un escaparate para mostrar sensaciones y emociones, cada niño con su destreza y a su manera expresará de forma cautelosa lo que siente.

El niño, generalmente, es capaz ya de dibujar una línea vertical al año y medio; la horizontal y el círculo a los dos años; la cruz a los tres; el cuadrado a los cuatro y el rombo a los siete años.

* Vía|Psicodiagnosis
* Más información|Educapeques
* Imagen|El dibujo infantil

RELACIONADOS