Coaching y Desarrollo Personal 


Estudiando “Los 7 Hábitos” (VI): Pensar en Ganar-Ganar

Todas nuestras relaciones humanas pueden afrontarse en base a seis paradigmas distintos, a saber:

  • Ganar-ganar
  • Ganar-perder
  • Perder – perder
  • Perder – Ganar
  • Ganar
  • Ganar-ganar o no hay trato.

Tipos de Paradigmas

Lo que caracteriza a la gente altamente efectiva es que abordan la mayor parte de las situaciones en las que se interrelacionan con el resto del mundo bajo el paradigma Ganar-Ganar, o bajo el de “Ganar-Ganar o No Hay Trato”.

hand-1331323_960_720Las personas que basan sus relaciones en el paradigma “Ganar-Perder”, y por ende siempre intentan ganar por encima de los demás, o a costa de los demás, contemplan la vida como un juego de suma cero, dónde o ganas o pierdes, no hay otra opción. Tienden a apalancarse en su posición social o profesional, sus títulos, sus propiedades o posesiones, o en general aquello que creen que les da poder. No tienen un centro basado en valores (como sí lo tienen las personas proactivas).

Aquellas otras personas que basan sus relaciones en el paradigma “Perder-Ganar” son el polo opuesto a las anteriores. Con una baja moral y autoestima, dependen siempre de la opinión de los demás, su vida está condicionada por la percepción de terceras personas, no tienen valor para transmitir sus deseos y pensamientos.

Muchas veces las personas viven bajo ambos paradigmas, adoptando el rol Ganar-Perder en unas relaciones determinadas (por ejemplo con su familia, siendo autoritarios o crueles) mientras que abordan otras relaciones desde el prisma Perder-Ganar (por ejemplo, en su lugar de trabajo).

El paradigma Perder-Perder es del de la mala fe, el de aquellas personas que solo buscan destruir a los demás aunque ello suponga su destrucción, o que está amargadas porque a ellos les va mal, y desean a toda costa que a los demás les vaya mal también.

El paradigma Ganar es el de los egoístas y los narcisistas, aquellos a quienes ciega la soberbia, y solo procuran sus fines personales, sin importarles nada los demás. Son personas con poca o nula asertividad, y sin gran inteligencia emocional.

¿Qué paradigma es el adecuado?

cycling-862278_960_720Como ya adelanté, las personas altamente efectivas suelen pensar en Ganar-Ganar la mayor parte de las veces, si bien es cierto que existen situaciones en las que hay que abordar las situaciones bajo otros paradigmas. Por ejemplo, en una situación de autodefensa en un atraco la forma correcta de pensar será en Ganar-Perder, o a veces habrá que claudicar en una discusión con nuestra esposa a modo de Perder-Ganar para poder dialogar más tarde.

Pero fuera de situaciones concretas que requieran un paradigma distinto, el paradigma de las personas altamente efectivas es el de Ganar-Ganar. Lo que significa que ven la vida bajo el prisma de la abundancia, esto es, creen que siempre pueden ganar todas las partes que intervienen en una relación o negocio. Es más, no es que puedan, es que deben ganar, porque solo aquellas relaciones de negocio o personales que resultan fructíferas para todos los intervinientes se mantienen sanas a largo plazo.

Cuando nos encontramos con personas que no aceptan el Ganar-Ganar, por falta de confianza u otro motivo insalvable, podemos abordar las relaciones para el paradigma Ganar-Ganar o No Hay trato. Esto implica que, si no se alcanza un acuerdo que aporte un beneficio mutuo, incluso un beneficio objetivado de antemano, se cerrará la situación sin acuerdo. Con esta cláusula se asegura “ex ante” que el resultado será el deseado, o no será ninguno.

ganar ganar

 

La vida bajo el paradigma Ganar-Ganar

Nos dice Stephen R. Covey que << Ganar-Ganar es el hábito del liderazgo interpersonal>>. Implica abordar con este prisma todos los aspectos de nuestras relaciones interpersonales (trabajo, familia, negocios, amigos, vecinos, etc..). Empieza por tanto con la interiorización en nuestro carácter de este principio, continúa con su aplicación en todas las relaciones sociales en las que intervenimos, y desemboca en tener como objetivo el principio Ganar-Ganar en todos los acuerdos.

  1. Carácter. El carácter de una persona que vive bajo el paradigma de Ganar-Ganar se caracteriza por:

– la Integridad: mantienen sus compromisos y son firmes en sus convicciones.

– la Madurez: la madurez es el equilibrio entre el valor y el respeto. Consiste en la capacidad para expresar nuestros propios sentimientos, desde el más profundo respeto los pensamientos y sentimientos de los demás (Hrand Saxenian, Harvard Business School, 1955).

– una mentalidad de abundancia: no ven la vida como un juego de suma cero, sino como un juego en el que todos pueden ganar de manera mutua.

  1. Relaciones. Las relaciones se fundamentan en el concepto de “Cuenta corriente emocional”, intentando tener superávit en las cuentas de todas nuestras relaciones. Ello nos reviste de confianza y credibilidad ante los demás.
  2. Acuerdos. El objetivo último del paradigma Ganar-Ganar es el de obtener precisamente dicho resultado, es decir, un acuerdo dónde todas las partes implicadas Ganan.

Cultura de Organización Ganar-Ganar

La filosofía Ganar-Ganar es la guía de las personas altamente efectivas, pero también de las organizaciones altamente efectivas. Las organizaciones efectivas buscan que todos los implicados en sus relaciones ganen, tanto empleados como clientes, bancos acreedores, accionistas, proveedores, la sociedad, y en general cualquiera que interacciones con dicha organización. Dichas organizaciones desarrollan sistemas y procesos para lograr que todas sus actuaciones acaben teniendo beneficios para todos los implicados.

* Más información|Inteligencia Emocional  Efectividaddevida  Coaching10

* Imagen|Pixabay

RELACIONADOS