Cultura y Sociedad 


¿Estar en las Redes Sociales es una pérdida de tiempo?

Las Redes Sociales pueden tener una finalidad positiva o negativa para el desarrollo individual y social.

Las Redes Sociales pueden tener una finalidad positiva o negativa para el desarrollo individual y social.

 

La conectividad en el S.XXI se ha vuelto un problema para quienes se aburren si no están frente a un dispositivo tecnológico.

Crecer rodeado de tecnología provoca que se sienta angustia en las horas que no se está delante de una pantalla. La tecnología ha venido mejorando a paso firme y veloz, mientras que el razonamiento y el criterio humano no en todos los casos ha sabido acompañar estos adelantos.

En ese marco, las Redes Sociales pueden tener una finalidad positiva o negativa para el desarrollo individual y social.

Si las Redes Sociales son solamente utilizadas para “mostrarse” y ser narcisos, sin sentido alguno, se vuelve vacío. Las personas que lo utilizan con esa finalidad no disfrutan siquiera el momento de la vida que están viviendo con tal de subir esa foto o hacer tal comentario. Es decir, las redes sociales se convierten en distracciones que me impiden vivir la vida y ser protagonista de ella.

Sin embargo, en numerosos casos, Twitter o Facebook han permitido sensibilizar a la comunidad global ante diversos temas como la crisis de refugiados en Europa, el maltrato hacia los animales, la contaminación ambiental, manifestaciones sociales como “Los Indignados” en España, las marchas estudiantiles en Chile, entre otros. Pero también han tenido un impacto local, dando visibilidad a situaciones como la desaparición de personas, pérdida de una mascota, solicitud de dadores de sangre o donación de órganos, campañas de concientización sobre diversos temas, recaudaciones de fondos, etc.

Ante un mundo cada vez más globalizado, numerosos grupos se crean en Facebook para unir intereses y nacionalidades, como los grupos de ciudadanos de un país viviendo en otro, que se encuentran a través de estos grupos, comparten información del lugar donde residen y recuerdan las costumbres y tradiciones de su país de origen. Así también Facebook ha permitido a muchas familias reencontrarse con sus raíces y familiares.

Por otro lado, Twitter ha permitido denunciar abusos o situaciones peligrosas a través de la inmediatez que otorgan los 140 caracteres. Ello permite ejemplificar situaciones a una velocidad inusitada tan solo con subir imágenes y videos, lo que genera que los medios de comunicación se nutran de las noticias que brindan los mismos ciudadanos a través de sus celulares. Pero esto trae aparejado otro tema, la obligación de los medios de comunicación de chequear la información a través de fuentes autorizadas, cuestión que merece un análisis aparte.

En este sentido, si las Redes Sociales representan una conciencia ciudadana global responsable, de ayuda, colaboración y conectividad transformándose en una herramienta que acerca, une personas y las pone a trabajar por el Bien Común, adquieren una finalidad noble. Es decir, cuando ello sucede, las Redes Sociales logran un sentido y finalidad y dejan de ser una pérdida de tiempo.

Debemos saber que es importante que cada minuto que invertimos en algo tenga un sentido. De lo contrario, la vida es una acumulación de acciones, fotos, videos que quedará en algún tuit y perfil de Facebook y no trascenderá. La persona solo tendrá vida mientras pueda subir esa información.

El desafío es saber emplear las redes sociales y no caer en la tentación de lo llano y fugaz.

Seamos potenciadores y protagonistas y empleemos las Redes Sociales como medios para el Bien Común.

 

 

Imagen| elblogdegerman.com
En QAH|Las Redes Sociales condenan la falta de humanidad y se convierten en protectores activos de los refugiados; Las redes sociales invaden nuestras vidas

RELACIONADOS