Cultura y Sociedad 


¿Estamos solos en el Universo?

El universo es grande. Muy grande. Tanto que no se sabe con exactitud su tamaño. De hecho, se cree que se está expandiendo, así que con esto queda dicho todo. Para ayudar a comprender un poco las distancias, tenemos que hacer referencia al concepto de año luz: un año luz equivale a  9,46 × 1012 km, que no es más que la longitud que recorre la luz en un año. Teniendo en cuenta esto, podemos llegar a entender un poco lo grande que es todo lo que nos rodea y lo pequeños que somos nosotros.

Recreación de la Vía Láctea y nuestro lugar en la misma

Recreación de la Vía Láctea y nuestro lugar en la misma

Pongamos como ejemplo la Tierra: al principio se pensó que era el centro del Sistema Solar para, finalmente y gracias a Copérnico, ser un planeta más dentro del mismo. También se creyó que estaba en el centro de la Vía Láctea, nuestra galaxia, hecho que afortunadamente no es así, ya que no existiríamos; en el centro de la misma se encuentra  un gran agujero negro. El Sistema Solar, y con él nuestro planeta, está en uno de los brazos de la espiral de la galaxia (concretamente, en el brazo de Orión), a unos 30.000 años luz del centro y unos 20.000 del extremo. La Vía Láctea es una galaxia grande, espiral y puede tener unos 100.000 millones de estrellas, entre ellas, el Sol. En total mide unos 100.000 años luz de diámetro y tiene una masa de más de dos billones de veces la del Sol.

Estas distancias y este conglomerado de estrellas, si bien para la mente de un ser humano son incalculables e inimaginables, no es gran cosa en el Universo. Hemos hablado y descrito muy por encima una galaxia. Se cree que en el Universo existen más de 100.000 millones de galaxias, con lo que imaginen el número de estrellas como el Sol que habitan el mismo.

Evolución del Universo desde sus comienzos

Evolución del Universo desde sus comienzos

Después de estas cantidades astronómicas, podemos volver a plantearnos la pregunta que inició este artículo: ¿estamos solos en el Universo? Aunque el ser humano no ha demostrado que exista vida en otro planeta (sólo que hay agua en Marte y que se cree que la mayor luna de Júpiter, Europa, contiene un océano bajo el hielo de su superficie tres veces mayor al de la Tierra), sólo utilizando el sentido común la respuesta tiene que ser negativa. Si en una mota de polvo, como es nuestro Sistema Solar dentro de la inmensidad que es el Universo, se han dado las condiciones propicias para que haya vida, ¿no es posible que pueda darse en otro lugar? ¿puede haber existido vida mucho antes de que se diese en nuestro planeta? Y en tal caso, ¿qué clase de vida? Éstas y otras preguntas son las que se han planteado los científicos de todo el mundo y, aun habiendo habido tal adelanto en la ciencia en el siglo XX y principios del XXI, no poseemos los conocimientos ni tenemos los medios adecuados para comprobarlo. ¿Lo lograremos en el futuro?

Vía| astronomía, noticiasdelaciencia, abc

Imagen| portada, Vía Láctea, Universo

RELACIONADOS