Economía y Empresa 


¿Está sufriendo España el fenómeno de la Trampa de la Liquidez?

La Trampa de la Liquidez, teoría postulada por el economista británico John Maynard Keynes en su obra Teoría general del empleo, el interés y el dinero (1936), y acuñada por él como la “Preferencia por la liquidez”, es un concepto económico que indica que, cuando los tipos de interés de mercado son extraordinariamente bajos, el efecto de una expansión monetaria es nulo, es decir, que sucesivas inyecciones de dinero en la economía (incrementos de la oferta monetaria a través de la intervención del BCE en la Eurozona) no consiguen reducir aún más el tipo de interés de mercado, por lo que el mecanismo de transmisión de la política monetaria quedaría interrumpido y la producción, consecuentemente, inalterada; únicamente provocaría un aumento de los saldos monetarios ociosos, es decir, dichas inyecciones de liquidez se atesorarían en vez de destinarse a la inversión productiva. Esto es debido a que ningún inversor espera que la rentabilidad de los activos financieros, en niveles mínimos, vaya a bajar más, por lo que todos los agentes económicos, en lugar de poner el dinero a “trabajar”, deciden mantener sus ahorros de forma líquida ante las expectativas de que el tipo de interés vuelva a subir.

En consecuencia, en esta situación, la política monetaria resulta ineficaz para estimular la demanda agregada y reactivar el crecimiento económico. La alternativa es recurrir a la otra rama de la política económica, la política fiscal, la cual, siendo tremendamente eficaz en una situación así, puede ser llevada a cabo por el gobierno a través de sus decisiones sobre el gasto público, las transferencias, los impuestos y las exportaciones netas.

A continuación, incluyo unas palabras del premio Nobel de Economía, Paul Krugman, quien nos explica con claridad este fenómeno económico:

“Antes de Keynes, los economistas consideraban la oferta monetaria una herramienta primordial de la gestión económica. Pero él sostenía que en condiciones de depresión, cuando los tipos de interés son muy bajos, los cambios en la oferta monetaria tienen pocas consecuencias sobre la economía. La lógica era la siguiente: cuando los tipos de interés son del 4% o del 5%, nadie quiere que su dinero quede ocioso. Pero en una situación como la de 1935, cuando el tipo de interés de las letras del Tesoro a tres meses era sólo del 0,14%, hay muy poco incentivo para asumir el riesgo de poner el dinero a trabajar. El banco central podría tratar de estimular la economía acuñando grandes cantidades de moneda adicional; pero si el tipo de interés es ya muy bajo, es probable que el efectivo adicional languidezca en las cámaras acorazadas de los bancos o debajo de los colchones. En consecuencia, Keynes sostenía que la política monetaria, un cambio en la oferta de dinero circulante para gestionar la economía, sería ineficaz. Y por eso, él y sus seguidores creían que hacía falta una política presupuestaria -en especial un aumento del gasto público- para sacar a los países de la Gran Depresión”.

¿Está sufriendo España el fenómeno de la Trampa de la Liquidez? Es evidente que la política monetaria del BCE no está siendo efectiva para estimular la actividad económica a corto plazo. Sin embargo, más que a una Trampa de la Liquidez (explicada por la existencia de una rentabilidad de mercado en mínimos), este hecho hay que achacarlo, simplemente, a que, debido a la necesidad que tienen las entidades financieras de sanear sus balances y provisionarlos a causa de los activos tóxicos, así como por la merma de la confianza entre los inversores, el dinero que el BCE suministra a dichas entidades no fluye hacia las familias y PYMES en forma de créditos y, por tanto, no se estimula la producción. La explicación analítica es la siguiente: el atesoramiento de dinero por parte de las entidades financieras provoca el desplome del multiplicador monetario (m), dando lugar a que los aumentos de la Base Monetaria (a través de la intervención del BCE) no se traduzcan en aumentos de la Oferta Monetaria (OM=m*BM); ello, a su vez, origina que los tipos de interés de mercado se mantengan constantes, y la producción, por ende, inalterada.

 

Vía| Cuadernoskeynesianos, Análisis económico en porciones

Más información| ICADEX, Wikipedia

Imagen| Trampa de la liquidez

En QAH| ¿Cómo funciona la política monetaria del BCE?, ¿Por qué existen los bancos? y ¿Qué es el multiplicador del dinero?

RELACIONADOS