Jurídico 


¿Está el legislador luchando contra los delitos de fraude fiscal en España? (II)

Continuando con este tema, me parece oportuno realizar el análisis de la nueva redacción del  artículo 305 del Código Penal, ya que podemos seguir dándonos cuenta de que el mayor beneficiado por esta modificación sigue siendo el tercero participe del fraude.

El legislador añade también como novedad en 2012 el 305.6 CP, donde deja a manos de los jueces la consideración de un tipo privilegiado, de uno o dos grados, a la comisión dolosa de los delitos de fraude fiscal si el tercero hace frente a la deuda tributaria antes de dos meses desde la citación judicial. Por tanto, más benéficos a aquel que defrauda a la hacienda pública.

“305.6. Los Jueces y Tribunales podrán imponer al obligado tributario o al autor del delito la pena inferior en uno o dos grados, siempre que, antes de que transcurran dos meses desde la citación judicial como imputada satisfaga la deuda tributaria y reconozca judicialmente los hechos. Lo anterior será igualmente aplicable respecto de otros partícipes en el delito distintos del obligado tributario o del autor del delito, cuando colaboren activamente para la obtención de pruebas decisivas para la identificación o captura de otros responsables, para el completo esclarecimiento de los hechos delictivos o para la averiguación del patrimonio del obligado tributario o de otros responsables del delito.”

Además, la última modificación es la inclusión del artículo 305 bis, el cual regula los tipos cualificados.  En ellos, sobre todo, se basa el legislador y nuestros políticos en afirmarnos y convencernos de  que esta reforma se hicieron con intención de perseguir a los grandes defraudadores en España. Aunque, a mi parecer, poca mención se ha hecho a los temas que hemos analizado anteriormente, y  que benefician  en gran medida al que defrauda.  Y tras esto, hago una petición; no nos dejemos manipular por los medios de comunicación, no siempre lo analizan todo.

Artículo 305 bis. 1. El delito contra la Hacienda Pública será castigado con la pena de prisión de dos a seis años y multa del doble al séxtuplo de la cuota defraudada cuando la defraudación se cometiere concurriendo alguna de las circunstancias siguientes:

a) Que la cuantía de la cuota defraudada exceda de seiscientos mil euros.

b) Que la defraudación se haya cometido en el seno de una organización o de un grupo criminal.

c) Que la utilización de personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad jurídica interpuestos, negocios o instrumentos fiduciarios o paraísos fiscales o territorios de nula tributación oculte o dificulte la determinación de la identidad del obligado tributario o del responsable del delito, la determinación de la cuantía defraudada o del patrimonio del obligado tributario o del responsable del delito.

En resumen, si somos ricos, ya que necesitamos un mínimo de 120.000, y defraudamos tal cantidad a hacienda, será tan fácil como regularizar a tiempo toda la cuantía y ya te habrás  “librado” de la pena  del 305 C.P., aunque se haya realizado tal fraude con mala fe, ya que todo aquel que intenta estafar a Hacienda lo hace con la intención de que si no es captado ahorrarse el pago de tributos al Estado, pero eso, parece ser que no le interesa al legislador.

Con todo esto, dejo a vuestro parecer la respuesta a la siguiente pregunta ¿está realmente nuestro país luchando contra los delitos a la Hacienda Pública como así nos hacen creer a través de los medios de comunicación? 

Imagen| Delito fiscal

En QAH| ¿Está el legislador luchando contra los delitos de fraude fiscal en España? (I), El Fraude Fiscal

RELACIONADOS