Cultura y Sociedad, Historia 


Esparta, ¿el ejército más disciplinado y temible?

 

Todos conocemos la historia de los 300, el reducido ejército espartano comandado por Leónidas que consiguió frenar a las poderosas fuerzas persas en el desfiladero de las Termópilas. Esta y otras hazañas han hecho que hasta nuestros días llegue una visión del ejército espartano como uno de los mejores ejércitos que han existido, pero ¿Qué hay de verdad en esta imagen? ¿Leyenda o realidad?

Leónidas en las Termópilas. Jacques Louis David. 1814

Leónidas en las Termópilas. Jacques Louis David. 1814

Durante la época clásica el ejército espartano fue uno de los ejércitos más singulares de su época. Los datos que poseemos sobre él se basan en testimonios escritos por griegos de otras regiones, como Heródoto, Tucídides o Plutarco.

Según estos autores el duro adiestramiento militar (agogé) se iniciaba a los 7 años, ya que pretendía formar a los jóvenes en una extremada disciplina, obediencia y combatividad. Tras el aprendizaje, los nuevos homoioi formaban parte de pleno derecho del ejército y accedían a un lote de tierra (kleros), se casaban con una mujer de la misma condición social con la finalidad de tener el máximo número de hijos posibles. Cuando nacía un varón, este era presentado ante los ancianos de la tribu. Si el bebe era enfermizo o deforme era arrojado por una sima de la sierra del Taigeto. Esta era una ley del semimítico rey Licurgo con el fin de que todos los ciudadanos espartanos llegasen a ser perfectos guerreros.

s. VII a. C. De estilo protocorintio contiene la primera representación conocida de guerreros hoplitas.

Vaso Chigi, s. VII a. C. De estilo protocorintio, contiene la primera representación conocida de guerreros hoplitas.

Esparta poseía ciertas peculiaridades que convirtieron a su falange en la más temible del Hélade. Por ejemplo, el soldado espartano se dedicaba a tiempo completo a ejercitarse, practicar con las armas, ensayar o preparar estrategias bélicas. Por otra parte, siempre primaba el interés colectivo sobre el individual. Para un hoplita (soldado espartano) lo más vergonzoso era ser considerado un cobarde. Se prefería morir cuando el ejército sufría una derrota que volver a la ciudad tras la derrota y ser tachado de cobarde y sufrir el desprecio de toda la sociedad.

Sin embargo, el ejército espartano tuvo dos puntos débiles: la debilidad de su flota y la religiosidad de la sociedad que mermaron la operatividad de su ejército. Aunque el principal problema para mantener la supremacía militar espartana fue la falta de hombres, ya que su sistema político y social (estado casi permanente de guerra, endogamia, extendida homosexualidad, matrimonios tardíos, etc.) era incompatible con una reproducción suficiente e imposibilitaba la renovación generacional, debido a lo cual los espartiata se fueron extinguiendo poco a poco.

 

 

Vía| PENADÉS, A., “Esparta, el mejor ejército de Grecia”, Grecia, el apogeo de una gran civilización, Barcelona, 2012

Más información| OLIVA, P., Esparta y sus problemas sociales, 1983

Imagen| Vaso Chigi, Leónidas

Vídeo| Últimos espartanos

En QAH| Desmitificando la Historia: ¿Inventaron los griegos la democracia actual?¿Cuál fue el origen de la Guerra de Troya?

 

RELACIONADOS