Patrimonio 


Espacios cambiantes

No cabe duda de que el país en el que vivimos es muy rico en monumentos y patrimonio de todo tipo. España se encuentra entre los primeros países con un mayor número de bienes declarados. Todos y cada uno de ellos tienen valor histórico incalculable pero quizá, seguramente debido a la gran cantidad y a los insuficientes fondos económicos, cada vez más podemos leer noticias sobre el descuido de algunos espacios o asistimos al surgimiento de plataformas que denuncian el abandono de dichos lugares. En ocasiones, surgen “soluciones polémicas” que transforman completamente el valor intrínseco del monumento pero que se convierten, según opinan, en la única forma para siga en pie. Se podría debatir horas sobre si se debe o no llevar a cabo estos procesos, y se requería un profundo análisis de las leyes que afectan al patrimonio. Aún así, nunca esta de más conocer mejor las intervenciones que se llevan a cabo. He aquí algunos ejemplos de lo más chocantes.

Circomedia, escuela de circo, en St Paul de Bristol.

Circomedia, escuela de circo, en St Paul de Bristol.

Seguramente todos lo hemos pensado alguna vez, ¿cómo sonaría un concierto de rock en una iglesia? El Ayuntamiento de Bilbao lleva de los años 90 apostando por el Bilborock, un proyecto donde tienen cabida los grupos de música emergentes, en una iglesia del siglo XVII.  Pero desde luego, no es la única iglesia que se ha convertido en sala de conciertos. En Ámsterdam, una antigua iglesia de 1880 es ahora la sala Paradiso, un referente internacional en el panorama musical. Existen otros usos culturales más habituales para iglesias desacralizadas como que se conviertan en salas de exposiciones, museos o bibliotecas, como el Hogar de Santa María en Lugo o la librería Selexyz Dominicanen de Maastricht (algunos opinan que se trata de una de las librerías más bonitas del mundo). Otras iglesias, como la antigua basílica de San Paul en Bristol, se ha convertido en una escuela circense, desde luego, todo un espectáculo. Usos menos usuales pero mucho más controvertidos podrían ser la reconversión en bares y restaurantes, como ocurrió con el Gattopardo de Milán, tiendas e incluso en pistas de skatepark como la iglesia de San José de Arnhem en Holanda.

A pesar de que las iglesias es la reutilización que más llama la atención, no nos podemos olvidar otro tipo de espacios que han sido reconvertidos: mataderos, fábricas e incluso cárceles. Destacan por ser espacios de exposición artística para diferentes disciplinas espacios como el centro de creación contemporánea Matadero Madrid, Las Cigarreras o centro cultural en Alicante (antigua fábrica de tabacos), otro centro contemporáneo que se acoge en las antiguas paredes de la fábrica Fabra i Coats en Barcelona y un largo etcétera entre los que se aprovechan numerosos edificios de la época industrial.

Iglesia San José de Arnhem en Holanda reconvertida

Iglesia San José de Arnhem en Holanda reconvertida

Todos estos ejemplos no nos llevan sino a reflexionar sobre el futuro lejano y qué les espera a algunos de los monumentos que vemos al andar por la calle. Independientemente de cuál sea nuestra opinión, queda claro que este proceso se debe a una incipiente sociedad laica (sobretodo en el caso de los espacios religiosos reconvertidos) y en donde la reutilización de espacios se presenta como una alternativa sostenible, sobretodo en ciudades donde el abandono de solares se convierte en un grave problema.
Vía| ABC Sociedad
Más información| Bilborock
Imagen| Iglesia Skatepark Circomedia

RELACIONADOS