Coaching Profesional 


Esfuerzo… ¡¡Inteligente!!

Esfuerzo inteligenteCierto. Si buscas alcanzar una meta, se necesita esfuerzo. Visualizar, ilusionarse, atraerlo, la actitud positiva son grandes herramientas para alcanzar nuestros objetivos en la vida. Pero necesitamos algo más. Habrá dificultades, surgirán complicaciones , llegarán los problemas y podremos vernos  atascados incluso en el mismo punto en el que comenzamos. ¿ Qué hacemos entonces? Poner en practica el esfuerzo, pero un esfuerzo ¡¡¡INTELIGENTE!!!.

Y ¿qué es el esfuerzo inteligente? Es ese esfuerzo que nos permite salirnos de la situación y ver qué está ocurriendo: ¿Dónde está realmente la dificultad? ¿ Cuál es el verdadero problema/s? Una vez localizado, el esfuerzo inteligente te permite enfocarte de otra manera, buscar alternativas, descubrir otras soluciones o crear otros caminos para acercarte a tu meta.

Es un cambio de táctica o de estrategia. ¿Que siempre te acabas quedando en el último proceso de selección  a un puesto de trabajo? Investiga qué ocurre, qué te pasa, qué puedes cambiar, identifica cuál es el patrón que se repite en ti. ¿Miedo? ¿ Inseguridad? Igual eso es lo que estás trasmitiendo en ese proceso y lo que nota el equipo de selección. Otro ejemplo: ¿Que nunca encuentras tiempo para aprender un idioma? Descubre por dónde se te escapa el tiempo, averigua si realmente quieres o ves necesario aprender ese idioma. O plantéate si el sistema de formación de ir dos días a una academia es el que  necesitas y es el que máss se adapta a tu forma de aprender. Quizás encuentres otras formas…

Piensa en una empresa. Las empresas son buenos ejemplo de cómo se adaptan y transforman para alcanzar sus objetivos. Algunas empresas cambian cuando ya la situación les desborda -quizás es tarde, pero lo hacen-; otras son capaces de anticiparse, adelantar cambios y transformar su organización para adaptarse a nuevas situaciones y alcanzar su objetivos empresariales -y esa anticipación les deja cierto margen de movimiento-; y otras empresas, son generadoras de cambio, lo cual les da una posición privilegiada. Estas tres situaciones tienen una cosa en común… Ese cambio requiere un esfuerzo flexible, adaptado, creativo y transformador que les permita avanzar en la dirección que quieren.

Prueba a abrocharte los botones de la camisa en sentido contrario al habitual. Si empiezas por arriba, hazlo por abajo, y al revés. Reconozco que, aunque trato de hacerlo, no siempre lo hago de forma habitual: Unas veces son las prisas, otras se me olvida, otras pereza… Y también que no es algo fundamental en mi vida. Pero es simplemente una prueba de que tenemos unos hábitos con los que nos movemos y funcionamos y para cambiarlos necesitamos práctica.

Necesitamos un esfuerzo inteligente que nos facilite mejorar la técnica, que nos deje elegir el camino que nos permita ser flexibles con nosotros y con nuestro alrededor. Un esfuerzo que nos haga sudar por lo que queremos, pero con una inteligencia emocional y creativa que nos acerque de una forma más precisa hacia nuestras metas.

Más información| Generando Talento

Fotos| For the love of greens

 

 

 

RELACIONADOS