Trending 


¿Esforzarnos en distinguir el conocimiento del pseudoconocimiento?

Una de las cualidades que conforma nuestra persona es lo que comúnmente llamamos nuestro “saber”, ese conjunto articulado de conocimientos que vamos adquiriendo durante nuestra vida en relación con el contexto cultural en que nos movemos.  Nuestro “saber” nos permite dar sentido al mundo que nos rodea, nos hace miembros activos de nuestro entorno permitiéndonos reaccionar frente a él y además nos ayuda a comunicarnos con los demás.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/107787/leer-e-book-conocimiento-vs-pseudoconocimiento-enrique-baca"]

La importancia del saber y el conocimiento en la construcción de la persona se explica y detalla por el Catedrático de Psiquiatría, Enrique Baca Baldomero, en su Ebook “Distinguir entre conocimiento y pseudoconocimiento” en el qué, entre otras cosas, afirma que solo el conocimiento de utilidad y calidad nos ayudará a maximizar nuestras opciones en la vida y nos ayudará a tomar las decisiones más adecuadas en cada momento.

 

Captura de pantalla 2014-10-13 a la(s) 13.15.21Este conocimiento de utilidad y calidad es solo aquel que proviene de una fuente confiable y que puede ser contrastado.  Por ejemplo, el conocimiento verificado por la ciencia. Frente a este conocimiento útil y de calidad, este experto en el estudio de la personalidad humana desde sus distintas perspectivas, alerta contra el “pseudoconocimiento”  que, como bien se afirma en el citado Ebook, es aquel que “solo aparenta ser auténtico, pero que se esconde tras exageraciones, reduccionismos, infantilismos o engaños” y que nos confundirá y nos llevara irremediablemente al error.

Para construir ese “saber” basado en el conocimiento útil y de calidad es fundamental disponer de una información fiable que nos ayude a entender de forma apropiada la realidad que nos rodea, maximizando nuestras opciones en la vida y ayudándonos a tomar las decisiones más adecuadas en cada momento. Por ello, y en estos tiempos de avalanchas de información e infinitos canales de transmisión del conocimiento, deberíamos esforzarnos en aprender a distinguir aquella información que puede sumar al conocimiento útil y de calidad  de aquella que no solo no sumará a nuestro desarrollo personal, sino que nos confundirá y nos llevará al error. Es decir, el conocimiento del pseudoconocimiento.

Aprender a distinguir entre ambos conceptos conocimiento es imprescindible porque de ello dependerá en gran medida nuestra capacidad de aprendizaje y nuestro acierto a la hora de tomar las decisiones más importantes de nuestra vida. “Necesitamos entender y configurar la realidad con las distintas vías que el ser humano tiene para ello”. Estas vías son la ciencia, la filosofía, el arte y las creencias, que debidamente utilizadas en su justa medida nos permitirán mantener el criterio adecuado para reconocer y adquirir conocimiento de calidad y evitar y desechar el pseudoconocimiento. En estos momento de sobreabundancia de canales transmisores de información, quizás deberíamos invertir más tiempo en utilizar los criterios antes señalados para separar “el polvo de la paja” en lo que al conocimiento se refiere.

¿Y tú, qué opinas?

Juan Canut Guillén

RELACIONADOS