Economía y Empresa 


¿Es rentable albergar un Mundial de fútbol?

Estadio Maracaná

Estadio Maracaná

A vísperas de que empiece el Mundial de fútbol de Brasil y viendo toda la polémica que está provocando a su alrededor, nos preguntamos

¿Es rentable organizar un evento de tal magnitud?

Tanto los Juegos Olímpicos como el Mundial, son acontecimientos que los países se pelean por albergar cada año. Pero analizando detenidamente el coste de éstos y sus ingresos, cuesta entender el porqué de estas disputas.

Entre los beneficios que se espera obtener están un aumento del turismo, del empleo, beneficios económicos y una mejora de la imagen del país en cuestión. Sin embargo, el turismo se centra sólo durante las fechas del evento, el empleo además de ser de baja calidad y escasear es temporal, y en cuanto al dinero rara vez compensa lo invertido.

En los gastos, hay que diferenciar dos tipos de países a la hora de sacar conclusiones: los que tienen casi todas sus infraestructuras terminadas, caso de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, y los que tienen que realizar una tremenda inversión en éstas, caso de Brasil 2014 que a días de que empiece ‘la gran fiesta’  sólo cuenta con un 65% de sus infraestructuras finalizadas.
Además, también están aquéllos que luego le sacarán rentabilidad a esos estadios, como Alemania 2006 por medio de la Bundesliga y,  en la otra cara de la moneda, Corea y Japón 2002, cuyos estadios apenas han sido utilizados tras el Mundial.

Según un estudio del periodista brasileño Jamil Chade, autor del libro “La Copa tal como es”, detalla como Brasil 2014 será el Mundial más caro de la Historia, además de estar mayormente financiado con fondos públicos. Ha costado al país 14 mil millones de dólares en infraestructuras y 3,5 millones de dólares en reconstruir y renovar estadios.

Por tanto la pregunta es, ¿quién sale ganando en toda esta parafernalia?
Sin lugar a dudas, la FIFA. Ingresará nada menos que 4.000 millones de dólares.
Actúan como un ente privado vendiendo el Mundial a países, multinacionales y medios de comunicación, pero es el país anfitrión el que tiene el peso de las inversiones, en tanto que los beneficios van directamente a la FIFA. Pero lo peor de todo es que no tributan por todo lo recaudado. Romario, ex jugador de la selección brasileña, dijo que “la FIFA va a hacer en Brasil un beneficio de 1.800 millones de dólares, de los que debería pagar 450 millones en impuestos. Pero no va a dejar nada. Vienen, montan el circo, no gastan nada y se llevan todo”.

 

 

Vía| La Razón, Semana
Imagen| Wikipedia

RELACIONADOS