Trending 


¿Es recomendable cambiar a mi hijo de colegio si tiene problemas de aprendizaje?

La educación de los hijos es muy importante. La elección del colegio más adecuado suele ser un quebradero de cabeza para los padres que tienen que enfrentarse a tan ardua tarea con paciencia y criterio. Hoy en día, no es algo fácil. Si no se cuenta con medios económicos suficientes la elección es clara pues sólo se puede optar a la educación pública o concertada. En el caso de la pública encontrar plaza no es problema pues se tiene la escolarización asegurada. Sin embargo, en el caso de los colegios concertados y privados la cosa cambia.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/67891/cambiar-mi-hijo-escuela-si-no-es-capaz-seguir-ritmo-aprendizaje"]

Conseguir plaza a veces es complicado, dependiendo del centro en cuestión y sus prestaciones. Pero no es lo más difícil. En ocasiones, creemos que hemos dado con el mejor colegio para nuestro hijo y sin embargo, el niño no es capaz de seguir el ritmo de aprendizaje. La escuela pública tiene buena fama en este sentido porque suele poner profesores de apoyo, pero el resto de escuelas no siempre se comporta igual. Es frecuente darse de bruces con directores de colegio y profesores que lejos de facilitar la tarea nos encomiendan sacar al niño del centro para buscarle otro más adecuado a sus capacidades.

 

people-316506_640Cuando se dan esta clase de circunstancias, es decir, la necesidad de tomar una decisión sobre la permanencia o no en un colegio cuando nuestro hijo tiene dificultades para aprender, hay que ser realista y práctico. No vale justificar con cabezonería que el niño continúe donde está porque es el mejor colegio que hay o el que más nos gusta. En realidad, no existen colegios perfectos y cada alumno es un mundo. Lo que puede ser bueno para uno, puede ser malo para otro. Saber qué es lo mejor para la educación de nuestro hijo y ser consciente de que quizás la solución más óptima es buscar otro sitio y método de enseñanza, puede cambiar la vida del niño.

 

Y tú, ¿qué opinas?

 

Por María Font Oliver

RELACIONADOS