Trending 


¿Es prudente recomendar a un amigo para un trabajo?

Hacer una recomendación laboral es un tema delicado. Cuando surge la posibilidad de “echar un cable” a un amigo, recomendándole como candidato ideal para una vacante laboral, hay que “andarse con pies de plomo”; no sólo cabe la posibilidad de que no cumpla con las expectativas que tenías de él –o ella-, sino que tu fiabilidad al haberle recomendado queda en entredicho.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/106577/jorge-mata-recomendar-amigo-puesto-trabajo-no"]

 

La amistad es un bien preciado que hay que cuidar. La vida se puede complicar y requerir de una ayuda externa. Muchos han querido sacar de una situación difícil a un amigo, llegando a prestarle dinero o ayudándole a encontrar empleo. Y para apoyarle en su búsqueda de un trabajo no hay mejor opción que contratarle o recomendarle. Al hacerlo hay que tener presentes dos premisas fundamentales: pararse a pensarlo dos veces y contar con garantías de que no nos va a fallar. En ocasiones hacemos las cosas sin reflexionarlas y en este caso es clave pensar para qué estamos recomendado a esa persona, qué cualidades profesionales y personales tiene y, lo que es casi más importante, si podemos confiar en ella.

 

fair-318117_640Es un hecho que muchas veces estas recomendaciones salen mal. Quizás por exceso de confianza, por ganas de ayudar a toda costa -sin pensar en las consecuencias- o por no tener un conocimiento exhaustivo de las capacidades y comportamiento de la persona en cuestión. Si resulta ser un fracaso, a parte de poder sentirnos defraudados, puede haber efectos negativos en nuestro propio entorno laboral o con la empresa o empleadores que habían seguido nuestra sugerencia laboral. Podemos vernos expuestos a problemas en nuestra fiabilidad profesional y personal y por eso, lo primero y fundamental es conocer bien a la persona que estamos recomendando, saber qué puede y no puede hacer, y confiar en que va a hacer todo lo posible por cumplir con lo que se espera de él.

 

Y tú, ¿qué opinas?

 

Por María Font Oliver

RELACIONADOS