Economía y Empresa 


¿Es positivo la fijación del precio de la energía “por horas”?

precio energiaRecientemente se ha hecho pública la enésima reforma del mercado energético español. Reforma que debe situarse en el marco de los sucesivos intentos de 1) reducir el llamado déficit de tarifa que año tras año va incrementándose; y 2) tratar de reducir el coste de la energía por considerarse a ésta excesivamente alta y gravosa para los consumidores. Si bien es cierto que ambos objetivos parecen, al menos en parte, contradictorios. En este sentido, la novedad que se ha reflejado estos días en numerosos medios de comunicación es la decisión de que paguemos el precio de la energía “por hora”.

Se han escuchado y leído ciertas críticas a la reforma en general, y a este aspecto en particular. Sin embargo, más allá de la valoración del conjunto de la reforma (que sin duda puede afirmarse que no resuelve los problemas de fondo del intervenido mercado eléctrico español), parece que pueden desprenderse ciertas ventajas relativas a este pago por hora.

En todo caso, conviene comenzar señalando ciertas características: En primer lugar, se ha indicado que el precio que se hará pagar a los consumidores que elijan el sistema de pago por hora será el mismo que el negociado en el mercado mayorista en función de la demanda. Queda por determinar si, efectivamente, esto se fijará de esta forma, o si se incluirá un cierto margen de ganancia para el suministrador; En segundo lugar, se ha comparado este sistema de fijación de precio por horas con la bolsa, con las consecuentes comparaciones negativas que suelen ir aparejadas.

Sin embargo, el hecho de que el precio de la energía se fije por horas, conlleva ciertos elementos positivos para el consumidor: debe tenerse en cuenta que la fijación del precio mensual, bimensual, semestral, etc. conlleva, implícitamente, la contratación de un seguro. ¿Por qué? Porque si se fija anticipadamente el precio de los dos próximos meses, eso obliga al suministrador a estimar cual va a ser el precio medio  durante esos dos meses. De manera que si se equivoca, debe asumir las correspondientes pérdidas, dado que el coste de la energía se ha elevado con respecto al precio de suministro. ¿Qué produce esto? Pues se hace evidente que el suministrador va a introducir una prima de seguridad para el caso de que el precio suba por encima de sus expectativas. Esto es, se paga un precio extra (prima) por tener la seguridad de que el precio durante los próximos dos meses será de X, y no más (o menos).

La fijación de ese precio por horas produce un efecto beneficioso, esto es, al acceder los consumidores al mercado pagando el precio que a cada hora se negocia por los mayoristas, evita que el consumidor tenga que contratar, obligatoriamente, ese seguro, ahorrando ese coste de aseguramiento. En este sentido, es una medida que va en la buena dirección. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el “ahorro” solo afectará a un 37% del precio de la energía, ya que este porcentaje es la parte del precio que realmente se refiere al coste de la producción de la energía. Relacionándose el resto con otros conceptos tales como impuestos, subvenciones a las renovables, etc.

En conclusión, la opción de pagar el precio por horas puede ser una medida positiva encaminada en la buena dirección, pero ni mucho menos supone arreglar los problemas del ineficiente mercado eléctrico español, que requiere una reforma mucho más ambiciosa que acabe con el oligopolio existente permitiendo la libre competencia entre suministradores, ya se trate de grandes empresas o de pequeños negocios. Como ya se ha indicado antes, esta medida, que solo incide en el 37% del precio de la energía, poco tiene que hacer si, por otro lado, los impuestos suponen el 20% del precio total, o si existen tantas barreras y restricciones para que, por ejemplo, un productor doméstico, pueda competir con grandes empresas ofertando un precio más barato y competitivo que éstas.

Vía| Libremercado

Imagen| Precio energía

En QAH| ¿Son los rescates bancarios medidas socialistas o liberales? ¿Están en declive las energías renovables? ¿Son perjudiciales los paraísos fiscales? ¿Son las SICAV una inversión sólo para ricos? Te cobramos por producir energía en casa. ¿Cómo ahorrar energía en una empresa?

RELACIONADOS