Jurídico 


¿Es posible la oficialidad de las selecciones autonómicas?

¿Son competentes las Comunidades Autónomas para decidir que sus respectivas selecciones deportivas pueden competir a nivel internacional?  En caso de que lo fueran, ¿ello permitiría que por ejemplo viéramos un Cataluña-España en una Eurocopa o Mundial?

Respondiendo a estas cuestiones, el Tribunal Constitucional (en adelante, TC) ha emitido dos sentencias a lo largo del presente año. La primera –la STC 80/2012, de 18 de abril- versaba sobre la oficialidad de las selecciones vascas y la segunda –la STC 110/2012, de 23 de mayo- trató la misma cuestión pero refiriéndose a las selecciones catalanas. Dado que en el segundo fundamento jurídico de la STC 110/2012 se afirma que “sí es aplicable en este supuesto la doctrina sentada en dicha sentencia” (en alusión a la STC 80/2012), analizaremos la sentencia referente a las selecciones deportivas vascas.

Dicha sentencia fue consecuencia de un recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el presidente del Gobierno José María Aznar cuyo objeto de impugnación fue la primera frase del art.16.6. de la Ley del Parlamento Vasco 14/1998, del deporte, según la cual “la federación vasca de cada modalidad deportiva será la única representante del deporte federado vasco en el ámbito estatal e internacional.”

El Abogado del Estado arguyó que dicho precepto legal autonómico invadía las competencias estatales en materia de relaciones internacionales (art.149.1.3. CE) y de cultura (art.149.2.CE). Por su parte, tanto el Letrado del Gobierno Vasco como el Letrado del Parlamento Vasco defendieron que el precepto se dictaba al amparo de las competencias exclusivas que Euskadi ostenta en materia de cultura (recogido en el art. 10.17. del Estatuto de Autonomía del País Vasco –EAPV-) y deporte (art.10.36. EAPV).

El TC sin embargo, en el fundamento jurídico sexto de la STC 80/2012, indicó que “el encuadre competencial del precepto impugnado, atendiendo a su objeto y a su finalidad, ha de situarse exclusivamente en la materia específica del deporte”.

Acto seguido, en el fundamento jurídico 7.a.), expresó lo siguiente: “el hecho de que la Comunidad Autónoma del País Vasco ostente la competencia exclusiva sobre la materia de deporte, de acuerdo con el art. 10.36. EAPV, y que el Estado carezca de un título competencial constitucional específico no significa, no obstante, que el Estado no pueda intervenir en concurrencia con las Comunidades Autónomas, en la regulación del deporte.”

En el fundamento jurídico décimo el TC aseguró que “Los intereses que se ven afectados como consecuencia de la necesidad de atender a la imagen internacional del Estado español, a la representación unitaria del deporte federado español en su conjunto en competiciones internacionales, y sus consiguientes efectos simbólicos, requieren de una actuación no fragmentada, de una actuación común y coordinadora que solo puede competer al Estado.”

¿Cuál es la conclusión de todo ello? Lo que la STC 80/2012 nos señala en el fundamento jurídico undécimo cuando nos dice que el primer inciso del art.16.6. de la ley del deporte del País Vasco según el cual las federaciones vascas de cada modalidad deportiva serán las únicas representantes del deporte federado vasco en el ámbito internacional es constitucional siempre que se trate de deportes en los que no existan federaciones españolas, y que, en ningún caso se impidan o perturben las competencias del Estado de coordinación y representación internacional del deporte español.”

Por tanto, las selecciones vascas y catalanas sí que pueden llegar a ser oficiales,  siempre que en dicha modalidad deportiva no exista selección española. Es decir, en ningún caso, el TC abre la puerta a que en una futura Eurocopa o Mundial pueda producirse un duelo entre Euskadi o Cataluña y España.

Vía| STC 80/2012, de 18 de abril (BOE de 16 de mayo de 2012)

Más información| STC 110/2012, de 23 de mayo  (BOE de 20 de junio de 2012)

Imagen| Xabi Alonso con Euskadi

RELACIONADOS