Economía y Empresa, Emprendedores, Finanzas 


¿Es posible invertir en la Bolsa sin pagar un euro en comisiones?

Los mercados financieros siempre asustan. Sea por falta de educación financiera o por falta de interés, e incluso falta de un gran montante de dinero o coraje. Con todo y con eso, cuando uno decide superar sus miedos, echarle una ojeada a varios libros técnicos o hacerle caso al vecino de en frente que no para de decirte que esta ganado mucho en la Bolsa, el primer freno que uno se encuentra es que cada compra o venta de valores viene con un coste o comisión de tu intermediario financiero o “bróker”. Cierto que es que como todo servicio, uno debe pagar por ello, pero ¿Podríamos imaginarnos un mundo donde operar en el mercado fuese gratis?  No hace falta imaginarlo, Robinhood una aplicación estadounidense, lo ha convertido en una realidad.

Ahora puedes ahorrarte las comisiones

Ahora puedes ahorrarte las comisiones

Vladimir Tenev (@vladtenev) y Baiju Bhatt (@bprafulkumar) son dos genios graduados de Stanford cuya misión es democratizar el acceso a los mercados financieros de una manera sencilla y accesible para el más común de los mortales. En diciembre de 2014 lanzaron la plataforma de trading llamada Robinhood en su versión para iPhone, a la cual le siguió la versión para Android. Por ahora, únicamente disponible en Estados Unidos pero con intenciones de expansión internacional.

¿Qué ofrece Robinhood? Operar en los mercados de valores de manera gratuita y a golpe de dedo. La aplicación es sencilla de usar y solo requiere cinco minutos para abrir una cuenta, asociar tu cuenta bancaria y meter fondos para operar. La plataforma ofrece compra y venta de la gran mayoría de acciones y ETFs (Exchange Traded Funds) cotizadas en los mercados americanos; no ofrece margin trading o short selling, servicios comunes de los brokers tradicionales.

La pregunta clave es, ¿y dónde está el beneficio para la compañía? Por un lado, los costes que genera la compañía son mínimos dado que no tienen grandes oficinas, grandes campañas de marketing y comunicación o una plantilla extensiva, como factores dominantes. Por otro lado, aquellos fondos de los usuarios que no son usados son reinvertidos al tipo de interés oficial de la Reserva Federal, generando liquidez adicional a la compañía. Práctica común en todos los bancos, por cierto.

La siguiente pregunta es, ¿y a quién interesa esta herramienta? A la generación millenial. La edad media del usuario es de 26 años, suele no tener experiencia previa en inversión y los volúmenes medios por cuenta individual no superan los 10.000 dólares.

girl-with-smart-phone-1616794

¿Será sostenible esta nueva aplicación?

El paradigma que sea crea es si es sostenible su modelo, y cuál será la reacción de los brokers tradicionales para arrebatar clientes. Cierto es que Robinhood pudiera estar democratizando el acceso al mercado financieros, pero lejos está que desbanque a brokers tradicionales ya que no ofrecen el paquete completo de servicios y facilidades financieras. Todavía. Por ahora, sus ideas son de expansión internacional.

Tal vez la utopía de operar gratuitamente sea posible, y queda demostrado; pero la pregunta que queda en el aire es hasta qué punto este modelo de negocio es transitorio cuando la demanda crezca en volumen y sofisticación de servicios.

Vía|The Huffington Post

Imagen| Openphoto, Dinero, Chica con móvil

Más información| Entrevista realizada por el ‘Wall Street Journal’ Baiju Batt (cofundador)

En QAH|¿Cómo invertir en bolsa?

RELACIONADOS