Economía y Empresa, Finanzas 


¿Es posible estar en un archivo de morosos sin saberlo?

ASNEF, Rai, FIM… No hace falta acumular grandes deudas para que un nombre aparezca inscrito en uno de los temidos archivos de morosos: cualquier compañía a la que no se le haya pagado una deuda puede incluir un nombre en uno registro de impagos. Algunas personas incluso acaban inscritas en uno de estos ficheros por cosas tan habituales como pagar pequeñas facturas con sus compañías de suministros o  por desacuerdos, por ejemplo, con su compañía telefónica.

Muchas personas se dan cuenta de que están inscritas en ASNEF cuando van a solicitar préstamos y se encuentran con que la entidad se los deniega por estar incluidos en un archivo de morosos sin que ellos lo supieran pero… ¿No es obligatorio recibir una notificación?

Se encuentra en un registro de morosos pero no lo han notificado

Según la Ley Orgánica 5/1992 de Regulación del tratamiento automatizado de los datos de carácter personal, una vez que alguien es incluido en el registro debe ser notificados en un plazo de 30 días. Sin embargo, puede ser que esta notificación nunca llegue al afectado (cambios de residencia, extravío, etc) y estemos en ASNEF o RAI sin saberlo. Así que sí, es obligatorio que la compañía emita una notificación, pero no es obligatorio recibirla.

Si se tiene algún pago pendiente y dudas, lo mejor es contactar directamente con estos archivos. Los principales registros en España son ASNEF y RAI. Para consultar a ASNEF tan solo hay que acceder a través de su web, por correo postal, telefónicamente o por correo electrónico. El servicio es totalmente gratis. Si se quiere saber si un nombre está incluido en RAI, hay que hacerlo a través de su página web.

¿Y qué hago para salir de un registro de impagos?

Si se quiere salir del archivo, hay que resolver la deuda con la empresa. En ese momento, el nombre será eliminado automáticamente del listado. Sin embargo, conviene asegurarse consultando los archivos y, en caso de que un nombre siga figurando en el listado, se deberá contactar con la empresa que lo ha inscrito, demostrar que se ha saldado la deuda y solicitar que eliminen el nombre. Se debe tener en cuenta que, aunque no sea una práctica habitual,  la ley permite que estos archivos conserve los datos hasta 6 años.

Aparecer en registros como ASNEF puede acarrear varios problemas, el principal de ellos es que los bancos denegarán automáticamente cualquier crédito (incluidas las tarjetas e hipotecas). Además, algunas compañías de suministros tampoco dejarán contratar sus servicios, sobre todo si la deuda ha sido contraída con otras compañías del mismo sector. Lo mejor es, por lo tanto, saldar la deuda en cuanto antes. Aunque los bancos no concedan financiación, algunas empresas de minicréditos sí ofrecen préstamos con ASNEF para necesidades económicas puntuales,  aunque son un tipo de financiación cara y el riesgo de sobre endeudamiento si no pagamos es alto. Otra opción si la deuda es elevada es acudir a los préstamos con garantía hipotecaria, que se harán cargo a cambio de que se ponga un inmueble como aval. Este tipo de préstamos,  evidentemente, tienen un alto riesgo ya que se puede perder la casa.

Vía| PepeDinero

Más información| Equifax

Imagen| LaVozDigital

En QAH|Los registros de morosos y el derecho al honor: Introducción

RELACIONADOS