Derecho Mercantil, Jurídico, Uncategorized 


¿Es posible el endoso de facturas como medio de pago de deudas comerciales?

Hace unas semanas recibimos una consulta de un cliente que, preocupado, quería saber si, tal y como pretendía hacer uno de sus proveedores, es posible transferir mediante endoso facturas como si de valores convertibles en dinero se tratase, todo ello con el fin de saldar deudas comerciales.

Las facturas son documentos con funciones contables y fiscales

Las facturas son documentos con funciones contables y fiscales

Antes de nada es conveniente recordar que, en tiempos de crisis, siempre hay quien agudiza su ingenio intentando sortear las dificultades económicas provocadas por la falta de liquidez y las deudas, pero ello no debe confundirnos y hacernos perder la visión al respecto de cuales son los medios realmente admitidos como títulos monetarios en el tráfico comercial.

Así pues, ¿es posible utilizar el endoso de facturas como medio de pago de deudas comerciales? Para despejar la duda, repasemos los siguientes puntos:

1- En primer lugar, debemos tener en cuenta que el endoso es el medio normal de puesta en circulación de títulos de crédito, y en concreto de títulos valores nominativos emitidos a la orden; por medio de este sistema, el titular transfiere los derechos que tal título confiere a favor de otra persona.

2- Por títulos de crédito o títulos valores, debe entenderse documentos mercantiles de crédito que constituyan una orden o promesa de pago escrita (es decir, documentos que reflejen operaciones en las que una de las partes hace una prestación a la otra, a cambio de una contraprestación futura), y que poseen una serie de características:

– En ellos quedan claramente establecidas las partes que intervienen, los intervalos de tiempo y el traspaso de la “propiedad” de la prestación concreta.

– Se trata de documentos que incorporan un derecho estrechamente unido al título y sin posibilidad de existencia por separado del mismo.

– Son documentos autónomos, lo que significa que tienen vida independiente de la relación jurídica que los haya originado.

– Son documentos generalmente emitidos con la finalidad de facilitar su libre circulación.

– En definitiva, y esta es quizás la característica más importante, son documentos negociables.

El cheque es un título valor habitual

El cheque es un título valor habitual

3- Así pues, entre los documentos calificables como títulos de crédito encontramos el cheque, el pagaré y la letra de cambio, documentos todos ellos que, como se ha indicado anteriormente, son representativos de un derecho, autónomos respecto al negocio que los hubiera originado, y susceptibles de ser negociados.

4- Por el contrario, las facturas, al igual que los recibos, son documentos acreditativos o justificantes de una relación comercial entre dos partes, pero ni incorporan derecho alguno, ni son autónomos (en cuanto constituyen una “prueba” de un negocio jurídico, dependen totalmente de este) ni se emiten con la finalidad de que circulen libremente, y, finalmente, tampoco son documentos negociables.

En consecuencia de todo lo anterior, entendemos que, si bien en otros países sus características pueden variar ligeramente, en España tan sólo tienen un valor probatorio a efectos contables y fiscales y, por ello, las facturas no son documentos endosables.

Via| La factura, El endoso en los títulos valores, Título valor

Imagen| Facturas, Título valor

RELACIONADOS