Actualidad Jurídica, Jurídico 


¿Es nuestro impuesto de sucesiones y donaciones discriminatorio?

Hace tiempo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se enfrentó a la resolución de un recurso que argumentaba el incumplimiento por parte de España de una serie de artículos del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo (Arts. 28 y 40) y del TFUE (Arts. 21 y 63). ¿Por qué? Porque se entendía que el Reino de España había introducido diferencias en el trato fisImpuestos Méxicocal de las sucesiones y donaciones:

  • Entre los causahabientes y donatarios residentes en España y los no residentes.
  • Entre los causantes residentes en España y no residentes.
  • Entre donaciones y disposiciones similares de bienes inmuebles situados dentro y fuera de España.

¿Es acaso un proceso reciente? ¡Al contrario! En el año 2007 la Comisión envío un requerimiento a España advirtiendo de la posibilidad de incompatibilidad de algunos aspectos acerca de este impuesto. En los años 2010 y 2011 la Comisión envió dos dictámenes motivados que no tuvieron respuesta. Por ello desembocaron en un recurso por incumplimiento en el año 2012.

La Comisión entiende que la Ley estatal permite a las CC.AA determinar reducciones fiscales que se aplican únicamente en caso de conexión exclusiva con el territorio de esas comunidades. ¿Qué es lo que implica? Que la sucesión o donación en la que interviene un causahabiente, donatario o causante no residente en España, o una sucesión o donación de un inmueble fuera de España no pueda beneficiarse de esas reducciones. Entienden que se restringe, entre otras cosas, la libre circulación de capitales.

La normativa española, no debe ser ni un medio de discriminación arbitrario ni debe restringir la libre circulación de capitales. En caso de que lo fuera, tendríamos que atender a la distinción entre el trato desigual y la discriminación arbitraria. La jurisprudencia dice que para que esa diferencia de trato sea válida, debe afectar a situaciones que no sean objetivamente comparables o por “razones imperiosas de interés general”.

En España sin tapujos podemos afirmar que esa discriminación de hecho tiene lugar en todo el territorio nacional. Pongamos un ejemplo, la diferencia en el pago de estos tributos es muy diferente entre las Comunidades Autónomas. Además algunas transmisiones entre familiares (ya sean inter vivos mortis causa) están bonificadas en algunas comunidades, como por ejemplo, Madrid. El TJUE en vistas de todo esto considera que nuestro impuesto de sucesiones y donaciones es, a todas luces, discriminatorio. 

Imagen| El empresario

RELACIONADOS