Coaching Profesional 


¿Es lo mismo felicidad, bienestar y éxito?

La felicidad se confunde habitualmente con bienestar y éxito.

La felicidad se confunde habitualmente con bienestar y éxito.

Confundir la felicidad con el éxito es algo muy común. Tanto o más confundir a la felicidad con el bienestar. De hecho, entre felicidad, éxito y bienestar se producen todo tipo de mezclas erróneas, que todos hemos hecho alguna vez sin ser conscientes de ello. Efectivamente, entre estos tres elementos existen vínculos que los acercan y conectan. Pero también existen diferencias. Si queremos ser felices, tener éxito y alcanzar el bienestar, resulta muy importante que entendamos bien lo que significa cada uno de estos tres términos, y evitemos crear confusiones entre los mismos.

Para empezar, el éxito consiste en alcanzar nuestros objetivos o metas. Es algo bastante tangible, y de hecho se puede gestionar, medir e incluso estimar, si se utilizan los procedimientos y herramientas apropiados. El bienestar tiene que ver con alcanzar un estado en el que nos sentimos bien, disfrutando de agradables sensaciones, pensamientos y emociones, y libres de preocupaciones. Como su nombre indica, tiene que ver con estar (bien). Y la buena noticia es que también se puede gestionar.

La felicidad es algo mucho más complejo y profundo. No es posible definirla. Solo se puede conocer a través de nuestra experiencia directa. Con palabras, podemos llegar a elaborar una mera aproximación a dicha experiencia, y hasta cierto punto podemos llegar a decir lo que no es la felicidad. Pero nunca lo que sí es.

La felicidad tiene que ver con el presente. Solo se puede experimentar ahora. Esto la hace distinta del bienestar y el éxito, que tienen mucho más que ver con el futuro, ya que son estados que se pueden alcanzar más tarde. Sin embargo, la felicidad jamás se puede alcanzar, puesto que existe en el presente, y en la dimensión del ahora todo está ahí… No hay nada que alcanzar…

La felicidad tiene que ver con una gran verdad: en el universo todo está unido a todo, y solo el ego nos hace creer que existen separaciones (y crea un “yo” separado del resto para nosotros). La felicidad no se puede poseer. Para poseer algo, hace falta un sujeto que posee y algo que es poseido, por lo cual hablamos de separaciones (que no existen realmente). Solo el ego puede creer en las posesiones, y por tanto, la felicidad no tiene nada que ver con tener. Solo tiene que ver con ser.

El arte de ser y estar

El arte de ser y estar

La felicidad es incondicional. No depende de ninguna condición para existir. Existe siempre, instante tras instante, conectemos o no con ella. El éxito y el bienestar son estados alcanzables, y son condicionales. Pueden existir ahora, pero si las condiciones cambian, pueden desaparecer.

Algunos errores típicos son los siguientes:

  • “Me siento feliz”. No es posible. La felicidad no se siente. Lo que sí se puede sentir es el bienestar derivado de la felicidad.
  • “Cuando ocurra [X] seré feliz”. No es posible, ya que la felicidad es incondicional. Además tampoco es alcanzable en el futuro: existe siempre, ahora.
  • “Mi felicidad”. Es contradictorio, ya que la felicidad no se puede poseer. Al decir “mi”, estamos creando un sujeto que posee a un objeto llamado felicidad.
  • “Me hace feliz”. La felicidad no tiene que ver con hacer, sino con ser. Nadie nos puede hacer felices, porque la felicidad ya está en nosotros. Lo que sí es posible es que otra persona nos ayude a conectar con esa felicidad pero, en todo caso, lo experimentamos nosotros.

Puesto que la felicidad no se puede definir, es facil encontrarse con muchas y muy diversas definiciones de lo que cada persona entiende por felicidad. La mayoría de ellas confunden a la felicidad con el éxito o con el bienestar, algo comprensible, ya que la felicidad no acepta definiciones, mientras que guarda un vínculo con los otros dos. Una definición que encuentro aceptable sería: “La felicidad consiste en alcanzar tus éxitos por la vía del bienestar y el disfrute”.

En “El arte de ser y estar” se presenta un recorrido a través de la felicidad, el bienestar y el éxito, en profundidad, pero sin perder la claridad. Además, se presentan herramientas para conectar con los tres aspectos en nuestra vida, basadas en la Programación Neurolinguistica (PNL), el mindfulness y la ecología mental.

Y tú, ¿cómo definirías la felicidad a tu manera?

 

Vía | El arte de ser y estar

Más información | Primer capítulo de El arte de ser y estar, Radio Nacional de Andorra

Imagen | Felicidad, El arte de ser y estar

En QAH | Ecología Mental

 

 

RELACIONADOS