Economía y Empresa 


¿Es la política de “empobrecer al vecino” una posible vía de escape a la crisis?

Este concepto (beggar thy neighbour) surgió ante la práctica constante de este tipo de políticas durante la Gran Depresión de los años 30, en la llamada “Guerra de las divisas”. Consiste en provocar el desplazamiento de la demanda comercial mundial de unos países a otros, lo cual modifica sus balanzas comerciales, beneficiando a unos en detrimento de otros.

¿Qué fin persigue una economía al aplicarla y qué efectos tiene?

El objetivo es mejorar su balanza comercial a costa de los competidores, para, en última instancia, aumentar la producción y crear empleo. Por tanto, ello beneficia al país que la aplica perjudicando al resto de socios comerciales. Evidentemente, se trata de un caso de desviación (y no de creación) de comercio.

Depreciación competitiva

¿Cómo se implementa?

Teniendo en cuenta que la balanza comercial expresa el saldo de la diferencia entre exportaciones e importaciones (X-M), existen dos formas para mejorar una balanza comercial:

  • Disminuir las importaciones: a través del uso de medidas proteccionistas (arancelarias o no arancelarias), los gobiernos u organismos competentes pueden desviar la demanda nacional hacia sus productos nacionales, bien favoreciendo la compra de dichos productos, o bien encareciendo las importaciones de productos extranjeros.
  •  Aumentar las exportaciones:en un contexto como el actual, con economías regidas por un sistema de tipos de cambio flexibles (aunque con fluctuación sucia o dirigida), el Banco Central Europeo (en el caso del Eurosistema), a través de la implementación de una política monetaria expansiva que reduzca los tipos de interés, es decir, que disminuya la rentabilidad de los activos en la Eurozona, provocaría una depreciación del euro (como consecuencia de un menor incentivo para invertir en la Eurozona y, consecuentemente, por la menor demanda de dicha moneda). Ello, consecuentemente, aumentaría la competitividad de las exportaciones, incrementándolas. Estaríamos hablando, por tanto, de una depreciación competitiva.

La competitividad en España

Como apunte histórico podemos señalar que, entre 1928 y 1935, España, con el objeto combatir la depresión económica y aumentar su competitividad, puso en práctica este tipo de políticas a través de una espectacular devaluación de la peseta (de más del 50%), llegando a fomentar de forma efectiva las exportaciones; sin embargo, actualmente, esta posibilidad para aumentar la demanda y generar empleo no existe, pues España no goza de una soberanía monetaria. Pero, ¿existe alguna otra vía para mejorar la competitividad de las exportaciones en España?

¿Es España competitiva?

Vía| Política de empobrecer al vecino, El Blog Salmón

Más información| Expansión

Imagen| Depreciación competitiva

En QAH| ¿Cómo funciona la política monetaria del BCE?

Vídeo| YouTube: ¿Es España competitiva?

RELACIONADOS