Salud y Deporte 


¿Es la actividad física la mejor “píldora antienvejecimiento”?

¿Es la actividad física la mejor "píldora antienvejecimiento"?

¿Es la actividad física la mejor “píldora antienvejecimiento”?

Parece que aunque cada vez las personas tomamos más conciencia de la importancia de la práctica de actividad física en nuestro estilo de vida, aún no le damos la relevancia que sí hacemos con otros aspectos (control de la dieta, horas de descanso, etc.). En este artículo vamos a tratar la importancia que tiene el ejercicio físico para nuestra salud, más concretamente en las personas mayores, pudiendo reducir incluso el riesgo de mortalidad.

Según el Eurobarómetro publicado en 2010, un 70% de las personas mayores en Europa no realiza la actividad física necesaria para mantener o mejorar la salud (ampliándose este dato a un 80% en España). Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), por actividad física que mejore o mantenga la salud entendemos la práctica diaria de actividad física durante 30 minutos.

En las personas mayores (más de 60 años), según diversos estudios, encontramos gran cantidad de beneficios gracias a la práctica actividad física:

  • Mejora de la salud cardiovascular: Previene enfermedades cardiovasculares o infartos de miocardio, previene niveles elevados de triglicéridos o hipertensión arterial y ayuda al tratamiento de pacientes con enfermedades cardiovasculares. En general reduce un 25% la mortalidad por problemas cardíacos.
  • Beneficios metabólicos: Reduce hasta un 40-50% el riesgo de desarrollar diabetes tipo II, y la práctica de ejercicio junto con una dieta hipocalórica reduce la obesidad.
  • Mejora de la salud ósea: Una correcta ingesta de nutrientes y el ejercicio físico ayudan a prevenir la osteoporosis, a mejorar la propiocepción, y a mejorar el equilibrio. El riesgo de fractura de cadera se reduce en un 45% gracias a la práctica de actividad física.
  • Mejora la salud muscular: El aumento de la fuerza y la masa muscular suponen la ganancia de independencia funcional y una mejora de la calidad de vida, reduciendo también en gran medida la pérdida del equilibrio y por tanto de las caídas.
  • Fortalece el sistema inmunitario: La práctica de ejercicio ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, disminuyendo el riesgo de contraer infecciones.
  • Efecto preventivo ante el cáncer: Cerca del 80% de los cánceres son diagnosticados en personas de más de 60 años. Diversos estudios han demostrado que la práctica de actividad física disminuye en un 40-50% el riesgo de padecerlo, en especial el cáncer de colon, de mama y de páncreas.
  • Mejora la función cognitiva: Incrementa la función cognitiva, mejorando la atención, la memoria y previniendo el Alzheimer.
  • Beneficios psicosociales: La actividad física reduce la ansiedad y la depresión debido a la segregación de endorfinas, mejorando también el bienestar personal y la autoestima.

http://youtu.be/x7Wc0L_xE4U

En definitiva, este conjunto de beneficios aportados por la actividad física reduce, según un estudio de la Universidad de Harvard, en un 23% la mortalidad respecto a las personas sedentarias.

Por ello, quiero lanzar una pregunta, ¿estamos ante la mejor “píldora antienvejecimiento”?

 

Vía| Apunts

Más información| Ciencias del deporte , Eurobarómetro

Imagen| Actividad física

En QAH| Beneficios de la práctica deportiva, ¿Los conoces todos?Obesidad y actividad física: algunos datos que quizás desconocíasEjercicio físico, ¿Arma contra el cáncer?

Vídeo| Youtube: 23 horas y media

RELACIONADOS