Ciencia, Neurociencia 

Warning: strpos(): Empty needle in /var/www/staging/wp-includes/media.php on line 1117


¿Es importante estimular las funciones cognitivas en la vejez?


Warning: strpos(): Empty needle in /var/www/staging/wp-includes/media.php on line 1117

El aumento en la esperanza de vida ha obligado al ser humano a buscar nuevas formas de intervenir en la tercera edad. Ya no solo a nivel farmacológico o médico, que quedaría una intervención muy escasa y a corto plazo efectiva, sino a nivel multidisciplinar; social, familiar y psicológico. Estas acciones hacia nuestros mayores deben estar dirigidas al mantenimiento de la autonomía personal.

La vejez no es sinónimo de enfermedad, casi el 45% de las personas mayores de 65 años tiene cierta limitación para llevar a cabo las Actividades de la Vida Diaria (AVDs). Por lo que exista o no una patología o enfermedad, es necesario llevar a cabo una actuación en este grupo de edad que incremente el entrenamiento de las funciones cognitivas no alteradas y reestablecer las funciones afectadas.

Las funciones cognitivas son todas las actividades mentales que realiza el ser humano al relacionarse con el ambiente que le rodea. Debemos cumplir tres premisas básicas para llevar a cabo una vejez productiva:

  • Mantener las habilidades intelectuales (atención, memoria, praxias, funciones ejecutivas, cálculo) conservadas el máximo tiempo posible con la finalidad de preservar su autonomía.
  • Crear un entorno rico en estímulos que facilite el razonamiento y la actividad motora.
  • Mejorar las relaciones interpersonales de los sujetos

Los ejercicios son muy diversos. Al conocer los distintos tipos de ejercicios, nos damos cuenta que en muchos de ellos, la estimulación cognitiva está implícita en actividades cotidianas y didácticas. Debemos adapatar cada ejercicio a cada situación personal.

1. EJERCICIOS DE ORIENTACIÓN. Es recomendable comenzar los ejercicios de estimulación cognitiva con tareas básicas de orientación temporal, espacial y personal, para mantener a la persona en contacto con la realidad que le rodea.

Artículo envejecimiento2. EJERCICIOS DE LENGUAJE. Es importante que, además de los ejercicios que se le pueden proponer formalmente, se aprovechen todas las tareas cotidianas para ejercitar las capacidades lingüísticas, por ejemplo: denominación de los alimentos que está comiendo, iniciar conversaciones sobre películas o series que está viendo en tv para que converse y nos cuente, etc. siempre de manera espontánea e informal.

3. EJERCICIOS DE LECTO-ESCRITURA. Es importante realizar tareas de lecto-escritura para el mantenimiento de la mecánica de éste (p. ej., lectura diaria de prensa, libros, intentar que todos los días escriba algún pequeño texto, un diario…).

4. EJERCICIOS DE RECONOCIMIENTO O GNOSIAS. Las gnosias son las funciones cognitivas que se ponen en funcionamiento para percibir y reconocer la forma y las características físicas –visuales, auditivas, somestésicas, olfativas, gustativas de las personas y de los objetos del entorno. En estas actividades se deberían utilizar todos los elementos reales posibles para optimizar las capacidades gnósicas (p. ej.,fotografías, objetos conocidos por el paciente…).

5. EJERCICIOS DE MEMORIA. En cuanto a la memoria, es muy útil en estas fases iniciales de demencia el uso de  prótesis mnésicas (uso de agendas, planificación de programas de actividades diarias, notas…). También debemos aprovechar situaciones reales de la vida del paciente para estimular las capacidades mnésicas.

6. EJERCICIOS DE CÁLCULO. Es interesante realizar ejercicios que simulen actividades reales, aplicables a actividades cotidianas de la persona (ir a comprar con utilización de monedas…).

Los pasatiempos y ejercicios cognitivos son una excelente forma de mantener y potenciar la actividad mental. Los juegos de mesa, además, facilitan y potencian la participación social.

Se hace incapié en la importancia de llevar una vida activa pero equilibrada. Este equilibrio también debe buscarse dentro de la propia actividad mental, alternando las formas de estimulación. Es decir, aunque un tipo de ejercicio nos resulte especialmente atractivo, lo ideal es combinarlos. Tal vez nos guste mucho realizar sopas de letras, que es una excelente actividad estimuladora, por ejemplo, de la atención y el lenguaje, pero la resolución de laberintos, aunque no nos parezca tan atractiva, nos será muy útil para potenciar habilidades de planificación y resolución de problemas. Del mismo modo que para llevar una dieta saludable debemos ingerir alimentos de distintos grupos nutricionales, aunque unos nos resulten más apetecibles que otros, la óptima estimulación cognitiva es aquella que procura la ejercitación de las distintas capacidades mentales.

La actividad mental es uno de los pilares fundamentales del envejecimiento activo, pero debe complementarse con la participación social, el ejercicio físico y una adecuada nutrición, todo ello de forma equilibrada. Cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa.

* Vía|Estimulación cognitiva en personas adultas mayores
* Más información|Ejercicios de estimulación
* Imagen|Envejecimiento activo
* En QAH|Envejecimiento activo

RELACIONADOS