Trending, Uncategorized 


¿Es fundamental conocerse bien?

A nadie se le ocurriría atravesar el Océano Atlántico sin conocer a la perfección hasta el menor detalle de su barco. Si en este símil tomamos el “océano” por la vida y la capacidad de razonar por “nuestro barco”, hasta llegar a ancianos sería necesario pasar una y mil veces por el Cabo de Hornos, la Costa de la Muerte o el Triángulo de Coral.

¿Pero tiene algo que ver el pensar ‘bien’ con saber quién soy? Los grandes sabios de la humanidad siempre han repetido que para poder tomar buenas decisiones, primero hay que conocerse bien uno mismo. No se puede razonar con acierto sin saber cuál es el punto de partida; lo que soy, influye decisivamente en mi manera de ver las cosas. Todo forma parte del terreno que uno pisa, todo está dentro de cosa tan huidiza que llamamos ‘la realidad’.

mirror-81780_640Los educadores hablan mucho últimamente de la importancia de empeñarse en conocer bien las capacidades individuales en vistas a la realización personal. Para ello, primero tiene uno que saber cuáles son esas habilidades -sin que otros nos marquen el camino o nos encasillen donde no queremos estar-. Nuevamente, solo se puede llegar a hacer estos descubrimientos indagando con una ‘buena cabeza’.

 

Dicen que todos, en el fondo, somos muy parecidos. El miedo, la ambición, la codicia, el afán de poder, la envidia, a veces el cariño… esas son las cosas que nos llevan a actuar. Por tanto, ¡buenas noticias para los que odian el pensamiento abstracto! No hace falta “pensarse y repensarse”, lo que somos puede que esté en nuestros actos, acciones, en el trato con los demás, en nuestras reacciones. Un espejo nos muestra que nos salió un grano en la frente, para llegar a ‘ver’ en nuestro interior tenemos a los otros: “Tío, es que ya no hay quien te aguante”.

Somos rápidos y precisos a la hora juzgar, evaluar, comparar y sobre todo negar. Pero para conocerse mejor, lo más fácil es también lo más difícil: simplemente observarse. Como los niños cuando descubren algo que les llama la atención o les interesa de verdad.

El que se haya propuesto conocerse a fondo tiene trabajo para toda una vida. Es un incordio en el que hay que ser capaz de aceptar muchas cosas que no nos gustaría ver. Y por si fuera poca molestia, a veces hay que dar marcha atrás… o empezar otra vez desde el principio.

Y tú ¿ qué opinas?

Por Miguel Olarquiaga

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/43706/tratar-conocerme-mejor"]

 

 

RELACIONADOS