Jurídico 


¿Es constitucional la consulta catalana?

Pancarta vista durante la última Diada

Pancarta vista durante la última Diada

Como cantaba Pau Donés, músico aragonés criado en Barcelona, “depende (…) de según cómo se mire todo depende”. Sin entrar en ningún tipo de ideología ni en la legitimidad o no de la posible escisión de Cataluña respecto a nuestro país, intentemos analizar de forma sencilla el procedimiento para que esta Comunidad Autónoma salga de nuestro país.

Es una situación que no se ha dado nunca en la joven España democrática, y que si se produjera sin los requisitos legales previos sería una clara ruptura del orden constitucional. Claramente, el inicio del camino a la separación sería una reforma constitucional, en la que se reformaría principalmente el Título VIII de la Organización Territorial del Estado. Por ello, la consulta catalana podría realizarse constitucionalmente si no fuera vinculante, es decir, que aunque se aprobase la voluntad de los catalanes para la independencia de Cataluña, no obligaría a llevarla a cabo.

Para que Cataluña se independice, en tanto que hay que reformar la Constitución que es de todos los españoles, deberían dar el aprobado a la independencia estos mismos y no sólo el pueblo catalán. Que los españoles quieran o no una Cataluña independiente entraría ya en los posibles resultados de ese referéndum. Y especificamos que los españoles “deberían” aprobarla porque su voto no sería estrictamente necesario. Sólo se haría referéndum nacional si una décima parte del Congreso o del Senado así lo pidiera al aprobar una teórica reforma constitucional.

El proceso para reformar el Título VII de la Constitución Española pasa por ser aprobada la propuesta por una mayoría de tres quintos de cada Cámara (Congreso y Senado) o por el mismo porcentaje en el Senado y dos tercios del Congreso. Tras los desplantes al nacionalismo vistos en Cataluña es difícil imaginar que una reforma así consiguiese el aprobado de las Cámaras.

El Gobierno de España ha llevado al Tribunal Constitucional la declaración soberanista catalana

El Gobierno de España ha llevado al Tribunal Constitucional la declaración soberanista catalana

Precisamente por no cumplir este camino, el Gobierno de España ha llevado al Tribunal Constitucional la declaración soberanista catalana, según se lo permite el artículo 161.2 de la CE: “El Gobierno podrá impugnar ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades Autónomas. La impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida, pero el Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses”.

La decisión final sobre si la consulta es o no acorde a nuestra Carta Magna la resolverá el propio Tribunal Constitucional en los próximos meses. Sea cual sea el veredicto, la polémica estará servida.

Más información | El País, ABC

Imagen | Diada, Rajoy y Mas

En QAH | Las consultas populares en los Estatutos de Autonomía, La viabilidad del derecho a la autodeterminación de Cataluña

RELACIONADOS