Coaching Profesional, Tecnología y Social Media, Vídeos 


Erradicar la enfermedad no es nuestra responsabilidad

A nadie le preocupa lo que nos pasa, y no es que no nos vean; es que no quieren vernos

Así podría resumirse la historia de lo que ocurre con las enfermedades que afectan a países del tercer mundo: mejor si nadie las conoce, mejor si nadie pregunta, mejor si se hacen invisibles…

Rosario ya nos introdujo en este tema con la publicación de la entrevista realizada al premio Nobel de Medicina Richard J.Roberts, y este ejemplo es sólo un reflejo de lo que él critica.

Os dejo el enlace de un reportaje en el que se describe con claridad la forma de actuar de una de las grandes farmacéuticas ante una de las patologías endémicas africanas: La enfermedad del sueño.

El único tratamiento conocido se basa en la infusión de “Clorhidrato de Eflornitina“, algo que se vuelve muy complicado cuando las medidas hospitalarias son mínimas. Ya veréis como la historia del vídeo habla por sí sola, dejando claro que, como en toda empresa, en el mundo de la industria farmacéutica también los beneficios son los que van dirigiendo. Y, sobre todo, cómo a veces a nosotros nos hacen partícipes de la injusticia sin que nos demos cuenta.

Este principio activo tiene una doble actividad: en vía intravenosa se utiliza para la terapia de la enfermedad del sueño; en crema, tiene unas deseadas propiedades para eliminar el vello facial…Como la tasa de incidencia de la enfermedad es mínima en países desarrollados, las prioridades en cuanto al desarrollo del fármaco las marca quien vaya a pagarlo: países desarrollados en los que prima la estética.
http://youtu.be/3mN1bl2Dnc8
http://youtu.be/cyVBoGJNJ-s

 

No obstante, en la página web de Sanofi, se puede comprobar que la lucha contra la enfermedad del sueño es una de sus prioridades en cuanto a ética…Un ejemplo más de cómo “la responsabilidad social corporativa”  va sobrada de intenciones pero escasea en su acción.

Vía| Documental Invisibles

Mas información| Médicos sin Fronteras, Enfermedad del Olvido

Imagen| Médicos sin Fronteras

En QAH| El fármaco que lo cura todo no es rentable

 

 

RELACIONADOS