Blog, Entrevistas 


Entrevista a Luis del Pino: “El gobierno central debería recuperar las competencias en Educación”

 

Luis Manuel del Pino González, más conocido como Luis del Pino (Madrid, 1962), es Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid, donde se tituló en 1986. Periodista de profesión, dirige desde septiembre de 2009 Sin Complejos, el programa de información y debate matinal de los fines de semana en la emisora esRadio, además de colaborar con Libertad Digital, donde dirige la bitácora Los Enigmas del 11-M. Además de escribir diversos libros sobre estos atentados, es autor de varios tratados sobre tecnología informática y traductor de numerosas obras de electrónica, informática y comunicaciones.

Entrevista

QAH: En primer lugar, nos vamos a centrar en Educación, piedra angular del conocimiento y una temática que ha generado mucho conflicto en los últimos años (especialmente, en el ámbito político).

QAH: ¿Podrías definir lo que a tu juicio conlleva la palabra “educación”? ¿Y su relación directa o indirecta con el progreso social?

LdP: Educación es, en mi opinión, formar a las personas para que sean capaces de juzgar con criterio las cosas. Eso implica no solo transmitir conocimientos, sino también enseñar a razonar e inculcar una serie de valores básicos. En cuanto a su relación con el progreso social, una nación educada (en el sentido amplio al que antes hacía referencia) es más capaz de juzgar objetivamente los problemas, de valorar las promesas y los hechos de sus gobernantes, y de decidir cuál es el mejor camino de actuación. Por tanto, será una nación más libre, más justa y más próspera.

QAH: ¿Cuáles crees que son los motivos que explican la pobre clasificación de las universidades españolas en los rankings internacionales?

LdP: La burocracia, el corporativismo y la endogamia, que llevan a que no exista una valoración de los profesores universitarios basada principalmente en el mérito. Y sin una valoración principalmente basada en el mérito, quienes progresan en la Universidad no son los mejores, sino los que más saben tejer una relación de relaciones.

QAH: ¿Cuáles crees que son los motivos que explican los nefastos resultados de España en el Informe PISA?

LdP: Cito unos cuantos: la nula importancia que nuestros políticos dan a la educación; la burocratización del profesorado; la falta de autoridad del profesor en las aulas; la erradicación del mérito y la competencia en las aulas; el excesivo poder en la educación pública española de unos sindicatos que no son otra cosa que lobbies de presión; la politización de la educación en buena parte del territorio, que supedita la acción pedagógica a los delirios identitarios; la falta de competencia debida a las rigideces del sistema de conciertos educativos; y unos principios pedagógicos obsoletos.

QAH: ¿Crees que está bien dimensionado el sistema universitario público español?

LdP: No. El afán de abrir universidades en todas partes ha conducido a una proliferación de centros innecesarios, caros e irrelevantes. No existe mercado para tanta oferta educativa, pero esa proliferación viene bien para la demagogia electoral y para crear nuevas plazas donde colocar a más burócratas. Debería implantarse un sistema similar al cheque escolar y fusionar con otros todos aquellos centros universitarios que se muestren incapaces de atraer a un número de alumnos suficiente como para ser rentables. Solo así, induciendo la competencia entre centros, podrían crearse universidades de excelencia.

QAH: En segundo lugar, no queríamos obviar la actualidad política vigente (de la que eres un conocido admirador e informador), tan en boca de todos y que amenaza con convertirse en la temática del año.

QAH: ¿Crees que es positivo, en términos de gobierno, que nos encaminemos a un cuatripartito? ¿Podría suponer un freno a las reformas y desarrollo de España?

LdP: Depende de cuál fuera esa cuatripartito. Si estuviera formado por Vox, UPyD, Ciudadanos y Podemos, España tendría la oportunidad de dotarse de una verdadera democracia. Si por cuatripartito entendemos que aparecieran dos fuerzas (por ejemplo, Podemos y Ciudadanos) para complementar a las dos tradicionales (PP y PSOE), sería un desastre, pero por la permanencia de PP y PSOE. Los dos partidos responsables de la ruina económica e institucional (PSOE y PP) deben desaparecer, si queremos que España salga adelante.

QAH: ¿Cómo valoras la aparición de nuevas fuerzas políticas? ¿Consideras que está en serio riesgo la estabilidad política otorgada por el bipartidismo?

LdP: La estabilidad no es un bien en sí mismo. No hay nada más estable que estar muerto, pero nadie quiere estarlo, por muy estable que sea esa situación. La estabilidad, de hecho, puede convertirse en algo negativo, si lo que se mantiene estable es un régimen de corrupción como el que tenemos. Nuestra democracia está muy enferma, y curar esa enfermedad requiere cambios profundos. Y los cambios profundos son incompatibles con la estabilidad. Hay que perder el miedo a los cambios. Que esos cambios vayan a ser profundos no implica, necesariamente, que tengan que ser traumáticos.

QAH: ¿Debería el gobierno central recuperar las competencias en Educación?

LdP: Por supuesto. Es indigno que se impida a padres elegir la lengua vehicular en numerosas comunidades autónomas. Hay partidos políticos que usan a los niños para perseguir sus objetivos políticos, y utilizar así a las personas es inmoral. Los partidos nacionalistas han demostrado una mentalidad dictatorial en lo que a la educación se refiere, así que ya es hora de que el estado intervenga.

Imagen | Libertad Digital

Vía | Entrevista

RELACIONADOS