Economía y Empresa 


Entrevista a Kike Vázquez en Qué Aprendemos Hoy

Tu juventud no pasa desapercibida, ¿qué vías has utilizado para aprender a parte de los canales tradicionales?

Creo que la educación tradicional hace una gran labor estableciendo “las bases” de nuestro conocimiento, ya sea tanto hablando de aprender a leer o a escribir como de aprender los fundamentos aceptados en la economía o las finanzas.

Sin embargo, en donde noto una carencia importante, es en entender el día a día, en comprender la realidad. ¿Cómo es posible que la supuesta generación mejor preparada de la historia sea la más desempleada de los últimos tiempos? Pues porque hemos aprobado más exámenes que nunca pero no entendemos cómo llevar un negocio, no sabemos cómo funciona una empresa en la práctica, ni hemos sido preparados para adaptarnos al entorno ni a tratar con las personas. Tenemos la base, pero no sabemos aplicarla.

Es por ello que, salvo excepciones, la educación tradicional nunca me ha motivado como lo hacen las fuentes alternativas. Y digo fuentes alternativas si así se le puede llamar al Financial Times, a Bloomberg o a coger un libro de alguna biblioteca pública (medios todos ellos ajenos a la enseñanza actual en la mayoría de los casos).

Soy un adicto a la realidad, y hoy por hoy el mejor medio para estar al día es internet. Sin internet yo sería alguien distinto, no sé si mejor o peor, pero desde luego distinto. De lunes a viernes suelo leer unos 7 medios económicos nacionales e internacionales, el fin de semana blogs o artículos con más reflexión. De todo ello voy sacando cosas y tengo una especie de biblioteca virtual en donde catalogo todo lo que me llama la atención por medio de “tags” y “citas”. Cuando una corriente me interesa especialmente es cuando recurro a los libros físicos. Esa es resumidamente mi forma de aprender, dejando a un lado la más importante: el propio día a día.

¿Consideras que escribir es también una vía de aprendizaje?

Sin duda. Crees que lo sabes hasta que lo explicas. Ponerse ante el papel, o realizar una presentación, es una buena forma de estructurar el pensamiento o detectar fisuras en las secuencias de dicho pensamiento. Además, si dejamos reflejadas nuestras ideas en algún sitio, posteriormente podremos recurrir a ello para ver qué hicimos bien y qué hicimos mal, dándonos no solo la oportunidad de aprender más si no también de mejorar.

¿Qué opinas de comunidades de crowdlearning como Qué Aprendemos Hoy en las que todo el mundo puede enseñar y aprender?

Son presente y también futuro, y además formalizan algo que la gente demandaba, que es la formación por internet. Creo que son especialmente útiles como “cápsulas” de conocimiento y para plantar la simiente de un desarrollo posterior.

En lo que aun tengo dudas, y no por las comunidades de crowdlearning en sí, sino por internet en general, es hasta qué punto la gente puede profundizar sobre “algo” exclusivamente online. Tengo la sensación de que un libro físico consigue un recuerdo más profundo y longevo, mientras que internet es capaz de abrir muchas puertas en nuestra mente que si no se consolidan con otros formatos terminan siendo sustituidas. No obstante esto último es una reflexión en voz alta sobre lo que aun no tengo una opinión concreta.

De hecho me parecen muy interesantes iniciativas en esta dirección como Coursera y similares, las cuales si consiguen su objetivo podrían ser toda una revolución. Es más, aunque no salga tan bien como muchos esperan, estas iniciativas marcan un antes y un después en el aprendizaje y en la democratización de la información. Vienen para quedarse.

¿Qué recomendarías a jóvenes con inquietud financiera para poder progresar como tú lo has hecho en este campo?

No sé si soy alguien a quien poner de ejemplo, pero en cualquier caso mi consejo es tratar de mejorar y aprender día a día, esforzarse de forma eficiente y seguir nuestras pasiones innatas.

Antes de entrar en tu especialidad, una última pregunta algo más personal: con tu dedicación al mundo financiero ¿te has sentido alguna vez “un niño en un mundo de mayores”?

En general no. Existen cuestiones como la experiencia que hay que ir adquiriendo poco a poco, y en las cuales existe una diferencia palpable entre “pequeños y mayores”, pero también otras como el conocimiento que dependen de la curiosidad de cada uno. Es decir, hay personas que tienen más capacidad de aprendizaje, se han interesado más sobre un tema específico, o le han dedicado más tiempo… y todo ello no depende de la edad, sino de la persona.

Cierto es que en el mundo que nos rodea lo más importante no suele ser saber “algo” sino saber aplicarlo, obtener resultados, y es ahí en donde la experiencia aparece y donde los “mayores” tienen ventaja. No por ello creo que los jóvenes deban sentirse niños, pero sí creo que deben hacer un esfuerzo extra por aprender y asimilar sus experiencias así como el “know how” lo antes posible. ¿Es esto una gran desventaja? Puede, pero los mayores también deben hacer un gran esfuerzo por potenciar su curiosidad, por seguir aprendiendo y teniendo ganas de mejorar. Al final nuestra lucha siempre es contra nosotros mismos, no contra los demás. Y por ello no somos pequeños ni mayores… solo personas.

Centrándonos un poco en la actualidad: Has hablado sobre la caída de Gowex  pero, entremos más en detalle, ¿qué puede aprender el pequeño inversor de este escándalo?

La primera pregunta que creo que todo pequeño inversor debería hacerse es cómo evitar un Gowex (o una Pescanova, o un Espirito Santo, etc). En mi opinión ni podemos ni tenemos capacidad para ejercer de detectives, por lo que la única manera es diversificar nuestro patrimonio. Sí, existen muchas definiciones de diversificar, desde las más tradicionales hasta las que contemplan las correlaciones, si bien yo aquí me estoy refiriendo a la más básica: no meter todos los huevos en la misma cesta.

A sign advertising Spanish wireless networks provider Gowex is seen outside the Bank of Spain in MadridPersonalmente me gusta mucho la inversión mediante fondos de inversión: tienen una fiscalidad ventajosa, permiten invertir en cualquier parte del mundo o en casi cualquier segmento que busquemos de una forma relativamente barata y, principalmente, nos garantizan la diversificación de evitar un Gowex. Es cierto que también es bueno apostar por acciones concretas, ya que así tendremos más incentivos para aprender a analizar los fundamentales (y formarse siempre es recomendable), pero personalmente tendría la mayor parte de mi patrimonio en bolsa de forma diversificada (de hecho así lo hago).

A mayores creo que también debemos tener muy presente la ecuación de a mayor rentabilidad mayor riesgo. Es más importante ganar recurrentemente y evitar las “estupideces”, que acertar en grandes “apuestas” que nos hagan ganar mucho en poco tiempo. Nuestro objetivo debe ser ganar a largo plazo de forma reiterada.

¿Cómo crees que le afectará al MAB? ¿Es su fin? O, ¿sólo lo abandonarán las empresas consolidadas como Carbures o Eurona? ¿Crees que puede afectar al MARF y/o a la capacidad de levantar capital de las mid caps españolas?

El golpe ha sido brutal, pero no porque exista una “estafa” cotizada en el MAB (al fin y al cabo Pescanova no cotizaba en el MAB, ni ENRON, etc), sino por la sensación de que todo esto se ha producido por una total falta de control derivada de cotizar en dicho mercado. Cuando sucede un caso Pescanova o un ENRON se suele culpar en primer lugar a la compañía, en segundo lugar quizá a los auditores… pero nadie culpa a la plataforma en donde cotiza la empresa. Aquí parece que si esto no ocurriese en el MAB no habría pasado, y eso es una sensación muy peligrosa.

No obstante no creo que sea el fin, o eso espero. La economía y las empresas necesitan este tipo de lanzaderas, y a medida que se produzca más desarrollo económico estas plataformas tendrán cada vez más protagonismo, no sé si con la forma actual, pero sí con el mismo objetivo. Algo necesario no puede desaparecer. Otra cosa es si será en forma de MAB, MARF, venture capital, FCR o lo que sea, pero estos vehículos, aunque tengan momentos de crecimiento y de caída, serán importantes.

Cambiando de tema. Es práctica habitual que una empresa cuando va a salir al mercado “se ponga guapa” para estirar su valoración (sin llegar al ya comentado extremo de Gowex), ¿qué suelen hacer a tal efecto? ¿Cómo debe analizarlo un inversor y reaccionar ante ello? Lo mismo se hace cuando se va a emitir deuda o refinanciar, ¿cómo crees que le puede preocupar a un prestamista estas maniobras contables?

Que una empresa se ponga guapa es tan lícito como salir el fin de semana más arreglado para intentar encontrar a nuestra media naranja. El problema surge cuando, en lugar de intentar sacar lo mejor de nosotros mismos, simplemente mentimos y caemos en la falsedad no mostrando la cacareada “imagen fiel”.

Entre los fraudes típicos podríamos mencionar los siguientes:

Las sociedades vinculadas pueden servir tanto para elevar la facturación, como para ocultar deuda, como para figurar en balance como un activo en la matriz cuando en realidad no hay nada detrás.

Relacionado con esto, ojo a los juegos con clientes y proveedores, por ejemplo en ocasiones se declaran ventas que nunca se cobran o existen aprovisionamientos por debajo del precio de mercado que inflan el beneficio pero se debe a causas no reales. Es muy importante vigilar la lógica del circulante comercial. Asimismo ojo si la partida existencias tiene poco sentido.

La sobrevaloración de activos: ¿Cómo se valora este terreno? ¿Y ese inmueble? ¿Y esa filial vale esto? ¿Y qué hay en esa partida que es tan significativa en el balance? Y la inversa, la minoración de pasivos: ¿Existen vehículos fuera de balance? ¿Existe algún tipo de juego con las vinculadas? ¿Son acordes los gastos financieros con la deuda declarada?

El cash flow es básico. No solo el generado por la actividad, también entender todos los grandes movimientos, especialmente si existe una gran inversión que no entendemos (¿tiene retorno?) o si se financia con importantes recursos ajenos (¿vive la empresa del dinero de terceros?).

¿Genera suficiente cash flow la empresa para repagar la carga financiera a la que tiene que hacer frente? ¿Tiene una ratio razonable de deuda neta sobre EBITDA? ¿Existe algún tipo de contingencia atípica que pueda suponer un desembolso?

En realidad es muy complicado para los no profesionales realizar un análisis profundo sin la experiencia y los medios de los que disponen los profesionales. No obstante, aunque debamos analizar cada caso por separado, creo que con algunos sencillos pasos podemos descartar gran parte de la paja que existe en el mercado. Invertir en empresas con PER razonable, con fondos propios más o menos > 1/3 del activo, con fondos de maniobra que sean por lo menos casi positivos sin contar existencias, que tengan retorno sobre sus inversiones (ROIC, ROA, ROE), con cash flow suficiente para afrontar vencimientos y deuda neta total con una ratio moderada sobre EBITDA (a partir de 5 veces ojo). Por su puesto cada cual tiene su perfil de riesgo y rentabilidad esperada, debiendo actuar consecuentemente estableciendo nuestras propias variables. Algo correcto salvo que detectemos algún fraude, entonces mejor huir ya sea como inversores o como prestamistas.

Y hablando de deuda, has estado recientemente escribiendo sobre inflación y el papel de los Bancos Centrales, ¿hay exceso de liquidez en el mercado? ¿Cómo afecta a las bolsas? Y, ¿a la economía? ¿Se pueden beneficiar todas las empresas de tal situación de liquidez o “la alegría va por barrios”?

Sí, existe exceso de liquidez (aunque no todo el mundo tiene cash). La intervención de los bancos centrales ha sido la mayor de la historia, y más allá del debate sobre si con ello han evitado un mal mayor o no, que a priori parece que sí, el debate que está emergiendo es hasta qué punto un banco central debe preocuparse solo de evitar el colapso o también de los daños colaterales que pueda causar, especialmente en forma de burbujas.

Me preocupa el hecho de que no les importen las burbujas porque consideren que, o bien no es su responsabilidad, o bien que a largo plazo la economía estará mejor si la forzamos todo lo posible. Véase por ejemplo Greenspan “I do believe that central banks that believe they can quell bubbles are living in a state of unrealism”. Ésta será la incógnita de los próximos meses: cómo será la “operación salida”.

¿Crees que España necesita una mayor penetración de fondos de venture capital para activar la iniciativa juvenil y/o activar campos de I+D como el tecnológico? O, ¿deberíamos apalancar estas inversiones en el sector público?

Todo lo que sea acumular capital para reinvertirlo en la economía real en un entorno de competencia es positivo, siendo a priori el capital privado el más recomendable. ¿El problema? Que la iniciativa privada no funciona en todos los ámbitos, de hecho el Estado sigue siendo hoy por hoy uno de los principales inversores en I+D en el mundo.

Esto no debería de llamarnos la atención, ya que a pesar de lo que dicen algunas doctrinas liberales (y yo me considero liberal), todos los países suelen emerger gracias a la iniciativa pública, la cual sienta las bases del auge privado. Podemos hablar de los países hoy considerados desarrollados o de nuevas potencias como China.

En general, cuanto más atrasado está un país o un sector, más necesita del Estado para progresar, más necesita un “buen gobierno” que siente las bases del futuro. El problema, claro está, es en qué medida intervenir. A priori, y más teniendo en cuenta el desarrollo económico actual de España, hay que potenciar la inversión privada (y hacerlo con verdadera voluntad no de cara al visto bueno), y si esto no funciona es cuando los incentivos públicos pueden justificarse. El problema es cómo, siendo lo recomendable copiar iniciativas de países en donde se han obtenido buenos resultados, olvidándose de las demagogias del socialismo más rancio.

Si fueras ministro de economía, ¿Qué tres medidas adoptarías?

Teniendo en cuenta la coyuntura creo que habría que decir: transparencia, transparencia y transparencia. Transparencia para evitar la corrupción, transparencia para evitar los tratos de favor y la eliminación de la competencia, y transparencia para evitar el desánimo de la población, puesto que el capitalismo solo funciona si todos participamos y aportamos cosas.

Tú película favorita

Las primeras de Nolan.

Tú libro favorito

Lo cierto es que no tengo “un libro favorito” pero me han influenciado mucho en mis inicios los de Sala-i-Martin, así como los de la escuela austriaca que trataban el ciclo económico (a pesar de que ahora disiento con dicha escuela y observo el ciclo desde otra perspectiva).

Algún personaje histórico o actual al que admires

Actualmente lo que más me llama la atención es el pensamiento de Dalio.
Un abrazo, ¡y muchas gracias!

RELACIONADOS