Blog, Entrevistas 


Entrevista a Antonio Acosta en QAH: “La salida a la crisis pasa por modificar el sistema tributario”

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Antonio Acosta

Antonio Acosta

Antonio Acosta actualmente es catedrático de Historia de América en la Universidad de Sevilla. Ha trabajado en diversas universidades hispanoamericanas como la Universidad de Buenos Aires o la Universidad Centroamericana de Nicaragua. Además ha sido profesor en el Departamento de Historia Económica de The London School of Economics and Political Science e investigador en el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Cambridge. Ha publicado distintos trabajos enfocados en la Historia Económica Colonial y actualmente está investigando en la formación de los Estados en América Latina. En exclusiva abre las puertas de su despacho a Que Aprendemos Hoy para hablarnos de la actualidad española y latinoamericana.

Pregunta: Siendo profesor de la Universidad, ¿Qué le parece la educación pública en España? ¿Cuál es su opinión de la reforma educativa que el Gobierno acaba de aprobar?

Antonio Acosta: Para tener una educación de calidad, es necesario antes que nada dotar al sistema educativo de más recursos. Subir los salarios de los profesores y mejorar las instalaciones de todos los centros. Éste es el primer paso para avanzar hacia una educación de garantías. Más concretamente la reforma educativa del Gobierno tiene varios aspectos censurables, por ejemplo ha sido aprobada sin el consenso de todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento y sin la opinión de los principales agentes sociales. Considero necesario este consenso para tener un proyecto educativo estable y de calidad. De otra forma,  el siguiente gobierno hará su propia reforma educativa, como lleva sucediendo en los últimos años, con la consiguiente inestabilidad en la educación. Por otro lado, hay puntos muy discutibles, como el de incluir la asignatura de Religión como materia evaluable o el de las nuevas reválidas, que fueron cuestiones ya descartadas hace años.

Pero lo más importante, y que no hay que olvidar, es que esta reforma se aplicará sobre una sociedad muy empobrecida por el desempleo y la precariedad laboral, compuesta por familias cada vez más pobres, que no dispondrán de condiciones ambientales mínimas para que sus hijos puedan estudiar en un medio adecuado, lo que será  un verdadero lastre para la educación española.

P: Ya que estamos hablando de la situación económica actual, ¿Cuál cree usted que han sido las causas de la crisis actual y las consecuencias más directas?

AA: Personalmente creo que existen dos causas muy conocidas que han provocado esta situación. La primera es la tolerancia y complicidad de los gobiernos españoles desde finales de la década de los 90 en favorecer un proceso económico que dio como resultado la creación de una burbuja inmobiliaria. Este proceso debía haberse detenido, y no estoy culpando a un partido político concreto, ya que el Partido Popular sentó las bases de esta burbuja y el Partido Socialista no la paró cuando se venía venir el desastre inmobiliario.

La segunda causa de la crisis estriba en que las autoridades políticas, tanto nacionales como internacionales, optaron por salvar a las entidades financieras, que son las responsables directas de la crisis, a costa de condicionar la vida de la mayor parte de la población. Con este modelo de actuación, se ha permitido una barbaridad que en el terreno penal no se produciría: los ciudadanos están pagando por algo que no han hecho, viendo como les recortan los servicios en educación o sanidad o viendo reducidos sus ingresos con la bajada de sus salarios. Esta receta solo está aumentando profundamente la brecha social.

Esta situación es aún más vergonzosa cuando sabemos que existe una economía sumergida empresarial asentada en paraísos fiscales que no contribuye a la Hacienda Pública. Creo que es totalmente necesario que este tipo de economía emerja y tribute. Cuando todos los españoles paguemos impuestos de forma progresiva se verá si es necesario aplicar tantos recortes.

P: ¿Tiene alguna propuesta para mejor la situación actual?

AA: Actualmente este país, como otros del sistema capitalista, necesita una profunda reforma fiscal, y más concretamente una restructuración más equitativa del sistema tributario. No puede ser que el impuesto de sociedades para grandes empresas esté actualmente por debajo del 10%. No puede ser que los beneficios financieros de las grandes fortunas solo contribuyan con el 1%. No puede ser que se estén recortando los recursos del Estado, ya que los inspectores de Hacienda no dan abasto para inspeccionar las cuentas y las operaciones de las grandes empresas. Como dato aclaratorio, el 90% de las empresas que cotizan en el IBEX 35 tienen sociedades en paraísos fiscales, sin rentar nada al Estado. Con esta situación es inviable el actual sistema económico. Es absolutamente necesario que una recaudación fiscal progresiva, tributando proporcionalmente particulares y empresas, respetando el principio de proporcionalidad, fundamental en otros aspectos de la vida social, como la justicia, por ejemplo.  Cuando todo esto esté realizado ya veremos si son necesarios tantos recortes.

 

P: Observando su amplio curriculum ¿qué consejo daría a los jóvenes que están estudiando alguna carrera de Humanidades para encontrar trabajo?

AA: No quiero ser pesimista, pero animaría a los jóvenes a que imaginaran salidas laborales. Las convocatorias de oposiciones son muy limitadas y las instituciones públicas están reduciendo sus plantillas. En el sector privado las cosas tampoco marchan muy bien. Por eso creo que una buena opción, y la más triste, es salir al extranjero. Hispanoamérica puede ser un lugar adecuado para desarrollar una carrera profesional, por la demanda existente y por la facilidad del idioma. Varios países están buscando continuamente a profesionales bien preparados para trabajar en Universidades de aquel continente. Por ejemplo varias universidades de Chile han cubierto hace poco puestos de profesores con doctores españoles. Pero no solamente existe la salida docente, varios museos latinoamericanos del Cono Sur están buscando a profesionales que trabajen en el desarrollo de actividades culturales en los principales museos nacionales. Pero no hay que descartar buscar trabajo en España, aunque está muy difícil. Desde luego hay que tratar de completar una buena formación académica, aunque aquí también se tropieza con la dificultad del encarecimiento de las tasas universitarias.

 

P: Aprovechando que usted es experto en Historia de América, ¿qué opina de la anulación de la sentencia contra el ex dictador guatemalteco Ríos Montt?

AA: Personalmente siento frustración por la anulación de la sentencia condenatoria emitida por el poder judicial de Guatemala. Hoy no conozco exactamente a qué se debe la anulación, aunque parece que el juicio volverá a repetirse. Creo que todas las personas responsables de tantos asesinatos como Ríos Montt deben ser juzgadas y encarceladas. Para entender el caso guatemalteco hay que remontarse a 1954, cuando los Estados Unidos junto a la burguesía nacional derrocaron al gobierno democrático del Presidente Jacobo Arbenz. Ríos Montt fue uno más de los presidentes, aunque especialmente sanguinario, que mantuvieron la opresión del pueblo guatemalteco, incluyendo las comunidades indígenas, después de 1954.

 

P: Ya que ha mencionado a las comunidades indígenas, ¿cuál es su situación actual?

AA: La situación de las comunidades indígenas en Latinoamérica varía según el país. Se puede destacar a Ecuador y Bolivia que reconocen ser estados plurinacionales en sus constituciones, garantizando los derechos de los indígenas, aunque esto no los libra de seguir viviendo injusticias. Pero la marginalidad que han sufrido durante siglos los pueblos indígenas no está superada del todo y en otros países su situación es peor. En términos generales, una parte del actual crecimiento de muchos países americanos se está llevando a cabo en territorios indígenas siguiendo el mismo modelo que el utilizado en el siglo XIX cuando el liberalismo llegó a Latinoamérica. Esto es,  se sacrifica la seguridad y la dignidad de los pueblos indios, basando el crecimiento en la presión hacia el medio ambiente y los recursos de sus tierras, atacando sus condiciones de vida.

 

P: Citando un caso más actual para Europa, ¿Qué opina de todo el revuelo generado después de las elecciones venezolanas?

AA: Antes de debatir los detalles de las últimas elecciones en Venezuela y otras cuestiones puntuales, me parece importante contextualizar el fenómeno de Chávez. Hay que recordar que todos los intentos de transformación social sucedidos en Hispanoamérica desde mediados del siglo XX han chocado con la reacción de las burguesías y las pequeñas burguesías locales, y con los intereses económicos del capital extranjero: Bolivia, Guatemala, Chile, Nicaragua son solo algunos ejemplos de que esto fue así. A partir de aquí se entiende mejor lo que está sucediendo en Venezuela, que no hay que olvidar que es un país legítimamente democrático.

Frente a las acusaciones de actitudes antidemocráticas o incluso dictatoriales en Venezuela, hay que recordar que el líder de la oposición, Capriles, ha anunciado que se va a acoger a un artículo de la constitución redactada por Chávez y aprobada por la población, por el cual, tras dos años del gobierno en el poder, se puede promover un referéndum y realizar una moción de censura al presidente. Ese derecho de Capriles existe en Venezuela gracias a Chávez y no existe en ninguna otra constitución latinoamericana ni europea.  Por cierto, ya fue utilizado por la oposición contra Chávez y en aquella ocasión el presidente vio reforzada su mayoría.

Creo que algunos errores a la hora de juzgar al régimen venezolano se corregirían si Europa reconociera la diversidad en las culturas de otros pueblos y recordara su parte de  responsabilidad histórica en que América Latina sea el continente que es. Enfin, en todo caso yo no desearía que los venezolanos tomaran como ejemplo a la democracia española, que precisamente no es perfecta.

P: Por último me gustaría conocer su opinión sobre nuestra web, en la forma que tenemos para divulgar todo tipos de conocimientos a través de la red

AA: Me llevo una impresión muy positiva de Que Aprendemos Hoy, ya que tiene un grado de divulgación suficientemente elevado pero al mismo tiempo muy claro y directo que hace que el conocimiento sea asequible para amplios sectores de población. Creo que estos dos factores hacen una buena combinación. Es muy de elogiar que se un proyecto de jóvenes, aunque afortunadamente no es algo excepcional: Hay magníficas iniciativas emprendidas por jóvenes en diversos campos y QAH es una de ellas. Yo les animo a seguir creciendo y realizando esta actividad tan necesaria.

RELACIONADOS