Historia 


Enheduanna, la primera autora de la historia

La historia de la humanidad ha ido siempre ligada a la creación de arte. Desde las pinturas y grabados de Altamira, pasando por la música de Wagner, hasta la última fotografía que acabamos de ver. Todas con una historia y una mente creativa detrás. Sin embargo, durante muchos siglos nadie se interesó en darle una autoría. Las personas que creaban o inventaban algo no quedaban asociadas a sus creaciones.

Hasta que apareció Enheduanna. Esta princesa acadia y sacerdotisa de la Luna, hija del primer gran emperador, el rey Sargón de Akkad, hizo algo que nadie había hecho antes: firmó el trabajo que había realizado. Se convirtió así en la primera persona de la que podemos afirmar con total firmeza quién era y cuáles eran sus ideas y sueños. Antes de ella existieron muchos creadores, pero esta aristócrata fue la primera autora de la historia. Enheduanna es la prueba del cambio en la relación entre la sociedad y la cultura, la idea de que cualquier obra emana de alguien en particular.

Disco tallado en alabastro donde aparece Enheduanna

Disco tallado en alabastro donde aparece Enheduanna

Nacida a finales del siglo XXIV a. C en Mesopotamia, Enheduanna escribía poesía. Compuso numerosos poemas y cantos de temática religiosa, algunos en forma de himnos y otros dirigidos a Inanna, su hija y diosa de la guerra y del amor. De sus himnos se conservan a día de hoy 42, que exaltan diversos templos de ciudades como Eridu, Sipar o Esnunna, y que fueron hallados en 37 tabletas en Ur y Nippur, lo que demostraría que se usaron en las devociones durante siglos.

Enheduanna, aparte de poeta era también astrónoma y matemática. Y además, como hija del rey, fue la primera que ostentó el título “En”, un papel de gran importancia política en la sociedad sumeria, que la convirtió, a su vez, en la primera mujer con la capacidad de dictar leyes. Asimismo, como diosa de la luna, era también la única persona que podía nombrar a cualquier nuevo mandatario de la ciudad.

Un hecho que hace reflexionar sobre el papel que las mujeres tuvieron en la antigüedad, sobretodo en las sociedades sumeria y egipcia, donde el sexo femenino disponía de libertades como la posibilidad de estudiar, trabajar y de ser dueñas de sus riquezas. Privilegios que, sin embargo, con el tiempo fueron oprimidos y que no llegaron a recuperar hasta el siglo XX.

Vía| Enheduanna Enheduanna, la primera escritoria de la historia Cosmos: A Spacetime Odyssey
Más información| Himnos de Enheduanna
Imagen| Enheduanna Disco
En QAH| Civilización: la estructura social en Mesopotamia

RELACIONADOS