Economía y Empresa, Finanzas 


¿En qué se basan las decisiones de un empresario?

Cada uno tenemos una visión distinta del funcionamiento de una empresa, aunque a la hora de preguntarnos cuál es el objetivo de un empresario todo el mundo sabe bien cuál es, ganar dinero.
Cuantitativamente, su principal objetivo es ganar más de lo que gasta, o sea, que su beneficio sea superior a sus costes, y cuanto más mejor. Para ello el empresario realiza una contabilidad.
Ésta contabilidad se realiza mediante un balance de situación el cual se distribuye en dos partes: el activo por una parte, y el pasivo y patrimonio neto por otra parte.
El activo (A) lo forma bienes y derechos  de los cuales se espera obtener un beneficio , como es el caso del dinero depositado en una cuenta corriente, mientras que el pasivo (P) es todo lo contrario, o sea, obligaciones actuales surgidas como consecuencia de sucesos pasados (deudas con entidades de crédito). Por último, el patrimonio neto (PN)  es la diferencia de los ya citados:  PN = A – P . El balance de la empresa debe cuadrar y para ello se aplica la siguiente identidad contable: PN + P = A . De no producirse la igualdad , la empresa deberá reconocer un resultado del ejercicio positivo (un beneficio), o un resultado del ejercicio negativo (una pérdida).

Los empresarios, sobre todo durante las crisis económicas, tienen una menor liquidez, ya que la mayoría de estos se encuentran endeudados y parte de sus ingresos se ven destinados a la cancelación de las deudas.

 Un empresario suele analizar la situación financiera de la empresa a corto plazo, o sea, trata de determinar la capacidad de la empresa para atender sus compromisos de aquí a un año (o menos). Ello lo hará de acuerdo a la liquidez disponible. El análisis a largo plazo (>1AÑO) no se suele hacer mucho puesto que es menos fiable.

A la hora de averiguar cómo de bien o cómo de mal se encuentra la empresa se realizan una serie de ratios a partir de las masas patrimoniales halladas en el balance de situación, como es el caso del ratio de liquidez inmediata (capacidad inmediata para hacer frente a las deudas a corto plazo), ratio de endeudamiento (cociente entre el pasivo y el patrimonio neto), o el test del ácido (el más útil para conocer las posibilidades de pago a corto plazo de la empresa), entre otros.

Tipos de “radiografía” que puede presentar una empresa (de mejor a peor situación) .Una empresa no llega a la posición de quiebra técnica de la noche a la mañana, sino que transcurre un periodo de tiempo . Una vez la empresa se encuentra ante la 5ª posición puede darse por “caducada”.

La salud del negocio queda reflejada en las posiciones de equilibro. Una empresa se encuentra en máxima estabilidad cuando  A=PN. La situación de equilibrio la consigue la empresa cuando PN>P .La estabilidad intermedia se alcanza cuando P>PN. Una situación de desequilibrio predomina en una empresa al final del ejercicio (el 31/12/20XX) cuando A=P. Y por último, una empresa se encuentra en quiebra técnica cuando P>A. Éste último caso es el que hace que una empresa se vea obligada a cerrar puesto que posee un nivel de deuda que no puede financiar.

Muy poca gente es consciente de lo difícil que es mantener un negocio y cómo llevarlo adelante. En la actualidad, la crisis financiera juega en contra de los empresarios, predominando en sus cuentas anuales pérdidas importantes y algunos viéndose forzados a cerrar el negocio por la falta de dinero.

Vía| Balance de situación + apuntes universitarios

Imagen| “Pasta”

RELACIONADOS