Economía y Empresa, Finanzas 


¿En qué consiste la estrategia de inversión carry trade?

El libre movimiento de capitales ha dado lugar a la aparición de estrategias de inversión que maximizan el rendimiento del capital aprovechando las diferencias de rentabilidad que ofrecen las distintas monedas del mercado.

Una de las más conocidas es la llamada estrategia “carry trade”, consistente en aprovechar el diferencial en los tipos de interés que ofrecen dos monedas distintas, invirtiendo un capital inicialmente denominado en la moneda con menor interés, en aquella otra que dé una mayor rentabilidad, obteniendo así una mayor rentabilidad sobre la inversión que la que se obtendría si se mantuviera el capital denominado en la divisa con un menor tipo de interés.

La estrategia carry trade.

La estrategia carry trade.

Esta estrategia es especialmente utilizada para especular en los mercados de divisas aunque, en un sentido general, puede referirse a cualquier tipo de inversión que implique un cambio de una moneda que ofrece un tipo de interés bajo hacia cualquier otra inversión, como deuda de mercados emergentes, acciones, materias primas, activos inmobiliarios, etc.

La operativa que normalmente siguen los inversores que utilizan esta estrategia consiste en utilizar fondos que tienen denominados en la moneda con un menor tipo de interés, o, si no disponen de ellos, pedir un préstamo en dicha moneda, e inmediatamente convertir dichas cantidades a la moneda con un mayor tipo de interés e invertir dichas cantidades. Al vencimiento de la inversión, reconvertirán los fondos más los rendimientos obtenidos a la moneda original.

Cuando la inversión se ha realizado con un capital inicial obtenido a través de un préstamo, es decir, con apalancamiento, los beneficios pueden llegar a ser muy altos, puesto que el inversor obtiene rendimientos de un capital que es suyo y que ha obtenido pagando un interés menor que el que va a obtener invirtiéndolo.

No obstante, a pesar de su aparente simpleza, esta estrategia conlleva riesgos. El más evidente es el relativo a las fluctuaciones en los tipos de cambio entre las dos monedas que intervengan en inversión durante la duración de la misma, puesto que la ganancia (o pérdida) final de la operación dependerá del tipo de interés aplicable cuando se quiera convertir el capital más los rendimientos a la moneda original. Este es el llamado “riesgo de cambio”.

Desde una perspectiva teórica, la teoría económica de la paridad de tipos de interés compensa tanto este riesgo como la posibilidad de beneficiarse de esta estrategia. Este principio supone que, dado el tipo de interés de dos monedas, el tipo de cambio entre ellas en el corto plazo se ajustará de manera que el rendimiento de ambas monedas sea el mismo (en el largo plazo el tipo de cambio viene determinado por factores fundamentales de la economía), lo cual eliminaría los beneficios de esta estrategia.

Sin embargo, aunque pueda parecer sorprendente, las series históricas demuestran que en el corto plazo, cuando hay un diferencial de tipos de interés entre dos monedas, aquélla con un menor tipo de interés no tiende a apreciarse en la medida que predice la ley de paridad de los tipos de interés.

Por tanto, en un análisis riesgo-beneficio, la estrategia carry trade parece una opción de inversión muy racional. Sin embargo, aunque estadísticamente esté comprobado que esta estrategia por regla general resulta efectiva, cualquier inversor debe tener en mente que en ocasiones un cambio repentino en los tipos de cambio (por ejemplo, por factores políticos o económicos inesperados) puede resultar en grandes pérdidas, especialmente si la operación se hizo con apalancamiento.

 

Vía| Frankel, J. (2007) Getting Carried Away: How the Carry Trade and Its Potential Unwinding Can Explain Movements in International Financial Markets
Más información|  Investopedia, National Bureau of Economic Research
Imagen| Forex Strategies

En QAH|  Invertir (I): Sí, pero ¿eso qué es?, ¿Qué es la estrategia? , ¿Cuál es la pérdida 17?

RELACIONADOS