Economía y Empresa, Finanzas 


¿En qué consiste el Fondo de Garantía de Depósitos?

billetes-Euros_31Como bien se intuye, la principal función del fondo de garantía de depósitos es cubrir la inversión de depósitos, valores u otros productos si la entidad financiera de la que dependen se declara en concurso de acreedores o quiebra. Asegura la recuperación, hasta un límite, del dinero consignado. También vela por la solvencia y buen funcionamiento de las entidades de crédito en el caso que éstas no puedan hacer frente a los pagos.

Está asegurado el dinero de las cuentas corrientes, las cuentas de ahorro y los depósitos a plazo fijo y depósitos de valores con importes garantizados. Si se hubieran contratado depósitos en una divisa diferente al euro, devolvería su equivalente según los tipos de cambio.

El organismo cubre hasta un máximo de 100.000 euros por cada titular de una cuenta, esto es, el importe se dividirá entre todos los titulares, cada titular podrá recuperar hasta 100.000 euros. El aval es para todos los bancos y cajas que estén adscritos a él.

En general, quedan fuera del FGD los siguientes productos:

– Inversiones en bolsa.

– Pagarés, bonos y obligaciones. La propia entidad, si estuviera en quiebra, tendría que devolver el dinero si tuviera el capital suficiente para ello.

– Fondos de inversión y planes de pensiones. No están garantizados por el FGD porque no son productos estrictamente bancarios sino que dependen de la evolución de los activos en los que invierte.

– Seguros de ahorro. Dependen de una aseguradora, no de un banco. El capital estaría garantizado al 100% por el consorcio de compensación de seguros, que actúa como fondo de garantías.

imageEl Fondo de Garantía de Depósitos se nutre de las aportaciones que año tras año realizan las entidades adheridas, las cuales deben depositar una cantidad de dinero proporcional a sus depósitos garantizados.  Se ingresa en el FGD un dos por mil de los depósitos de los clientes. En algunos casos estas contribuyen con aportaciones extraordinarias llamadas “derramas”.

Los plazos medios de devolución medios son de tres meses para cuentas  corrientes, cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo, pero este plazo puede ser mayor si el Banco de España concluye que la entidad se hubiera declarado en quiebra o por concurso de acreedores y estos hechos llevaran a la suspensión de la restitución de los valores. También si se considera que la entidad no puede devolverlo de inmediato por su situación financiera

En este año 2014 la banca empezó a abonar al “FGD” la  derrama extraordinaria ordenada por el Gobierno. El Fondo eleva su liquidez y recupera parte del dinero que pagó por las acciones de NCG Banco y Catalunya Banc que estaban en manos de preferentistas. La aportación excepcional, del 3 por mil sobre los depósitos, tenía que pagarse en un primer tramo dentro de los veinte primeros días hábiles del ejercicio 2014. Este desembolso inicial equivale a dos quintas partes del total de cada entidad. El resto del pago se hará en un máximo de siete años, sin que exista por ahora un calendario predeterminado, en función de las necesidades que tenga el FGD.

En definitiva, el FGD asegura cantidades de los depositantes hasta un determinado importe para cada titular, y se nutre de las aportaciones de los bancos adscritos al mismo.

Más información| Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito

En QAH| ¿Cuáles son las funciones del Sistema Financiero Español?

 

RELACIONADOS