Jurídico 


¿En qué consiste el derecho moral de los autores y cuánto dura?

Galanin

What We have become (Awesome Art Made From Books), by Nicholas Galanin, 2006. www.galan.in

Con anterioridad a la aprobación de La Ley de Propiedad Intelectual de 1987, el derecho moral no se reconocía en nuestro país de un modo expreso; aunque si encontrábamos en la ley anterior de 1879, manifestaciones concretas de algunas de las facultades que conforman este derecho.

La Propiedad Intelectual está integrada, además de por derechos de carácter patrimonial o económico, por otros de carácter personal. Estos últimos son los que denominamos derechos morales y se caracterizan por ser irrenunciables e inalienables. Inalienables porque no son susceptibles de estimación económica y, precisamente por ello, están fuera del comercio (la inalienabilidad equivale a la imposibilidad de la transmisión de un derecho); e irrenunciables, porque el autor no puede en un contrato o en una cláusula del mismo renunciar a sus prerrogativas morales.

Básicamente, el contenido de este derecho (art. 14 de nuestra actual Ley de Propiedad Intelectual) radica en que el autor puede decidir si su obra va a ser divulgada y en qué forma (Art. 14.1º), en exigir el reconocimiento de su condición de autor (art.14.3º) y en exigir el respeto a la integridad de la obra (art.14.4º), pudiendo oponerse e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que le sea perjudicial.

Cuando muere un autor, serán sus herederos quienes puedan ejercitar sin límite de tiempo el derecho a exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra y también pueden exigir el respeto a la integridad de la obra del autor fallecido impidiendo cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra la misma que suponga un perjuicio a la reputación del autor (art.15.1).

Los herederos podrán también decidir si la obra del autor fallecido ha de ser divulgada y de qué manera, pero sólo durante un periodo de setenta años desde la muerte o declaración de fallecimiento del autor (art.15.2). Si los herederos ejerciesen su derecho a la no divulgación de la obra en condiciones que vulnere el libre acceso a la cultura a la que todos tenemos derecho (art. 40), el juez podrá ordenar medidas adecuadas a petición de cualquier persona o institución que tenga un interés legítimo.

Para terminar, cuando el autor no tenga herederos o se ignore su paradero, será el Estado, las Comunidades Autónomas, las Corporaciones Locales y las instituciones públicas de carácter cultural las legitimadas para ejercitar estos derechos (art.16).

Vía | Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual

Imagen|galan.in

En QAH | ¿Las obras anónimas tienen derechos de autor?

RELACIONADOS