Economía y Empresa, Finanzas 


¿En qué consiste el Balance de Situación de una empresa? (II)

Continuando mi artículo anterior, ahora comentaré detenidamente en qué consisten los fondos ajenos (pasivo) y los fondos propios (capital social). 

Pasivo

De forma general es todo el efectivo (circulante) que la empresa debe.  Que una empresa deba dinero no es necesariamente negativo ya que hay que tener en cuenta que la empresa requiere de dinero para posteriormente generarlo y de esta manera poder crecer. Sin embargo, cuando los niveles de deuda bajan generalmente es un buen signo. En este sentido, lo que queremos ver dentro del Balance de Situación es que los Activos sean ligeramente mayores a los Pasivos.

Volviendo otra vez a los ratios, existe un ratio que nos ayuda de una manera muy sencilla a saber como de  “sana” se encuentra la empresa o medir la liquidez a corto plazo, este ratio se llama “Quick Ratio” y se calcula de la siguiente manera: Activo a corto plazo-Inventarios / Pasivo a corto plazo

Si el ratio se encuentra por encima de 1 significaría que tenemos el suficiente circulante para asumir sus responsabilidades a corto plazo.

Capital social

Haciendo la diferencia entre el Activo y el Pasivo, llegamos a lo que se conoce como Capital Social o Patrimonio Neto, que es el dinero correspondiente a los accionistas después de que se paga todo lo que la empresa debe. Nosotros al comprar acciones de una empresa, formamos parte de este Capital Social y tenemos derecho a una parte de las ganancias de la empresa, así como en algunas ocasiones derecho a opinar en las decisiones que decida tomar la empresa.

En este epígrafe, una partida que es de gran importancia para los accionistas es el área de Reservas o Utilidades Retenidas. Esta partida dentro del Balance de Situación  sirve  ya sea para seguir invirtiendo dentro de la empresa o repartir estas ganancias entre sus accionistas. Es por esto que muchos inversores suelen ser atraídos por empresa cuyas reservas son grandes.

En mi artículo del mes pasado vimos la gran utilidad de medir como de  caras o baratas son las empresas utilizando el método de valoración P/E (Price to Earnings Ratio) ya que es un cálculo sencillo y al alcance de cualquier inversionista. Sin embargo, también analizamos los límites de este ratio, por lo tanto, una recomendación dentro del análisis fundamental, es que el ratio P/E junto con un vistazo y análisis a los estados financieros deben ser complementarios. De no hacerse este análisis complementario e integral, lo anterior podría traducirse en pérdidas para el inversor.

En conclusión en el análisis fundamental de una empresa, un factor imprescindible para la toma de decisiones de inversión y/o diagnóstico de la empresa es el análisis del Balance de Situación, que de forma integral con herramientas como el ratio P/E, pueden darnos elementos importantes para la optimización de nuestro capital.

Más información| Balance de situación

Imagen| Rendimiento

En QAH| ¿Cuáles son las ventajas de las alianzas para la internacionalización? ¿Cual será el futuro de la venta en los próximos años? Crisis económica de la empresa: El concurso de acreedores ¿Cómo comprar empresas a buen precio?

RELACIONADOS