Casos empresariales, Economía y Empresa 


Emprender en tiempos de crisis: el caso LlaoLlao

Existen pocas alternativas tanto en la rama pública como la privada. Sin embargo, resulta recomendable hacer un breve resumen de las posibilidades de aliento de capital extranjero que presenta hoy en día el mercado en España.

A la hora de estudiar una posible implantación de un negocio los emprendedores buscan respuestas a problemáticas como trámites burocráticos, vías de financiación o posibles redes de contacto, entre muchas otras complementarias como el idioma, la cultura del país o la adaptación a la sociedad en general.

Actualmente existen iniciativas dirigidas a informar a talentos extranjeros de las oportunidades de negocio españolas. Existen portales web que recogen información de interés en materia de impuestos, mercado de trabajo, incentivos o vida en España para solventar las necesidades informativas del emprendedor foráneo.

Entre las iniciativas públicas encontramos Invest in Spain, un programa perteneciente al Icex, encargado de promover y atraer inversiones extranjeras.

A un nivel más local tomamos los ejemplos de Madrid Emprende o Barcelona Activa, con las condiciones de otros portales enfocadas esta vez a las grandes urbes y sus pertinentes programas de acompañamiento.

A la hora de implantar una búsqueda de instrumentos financieros, los empresarios de fuera se remiten a la vía utilizada por los locales. En este sentido, se puede optar por los conocidos business angels, por ayudas de carácter estatal como Enisa o el ICO, o el capital riesgo.

Otra vía alternativa es la formativa. Esto es, un proceso educativo normalmente enfocado al aprendizaje en centros de negocio mediante el cual se establece de forma paralela un marco de redes de nuevos contactos del sector. Éste puede ser de ayuda de cara al futuro, especialmente en términos de financiación o asesoramiento.

Finalmente, expertos coinciden que dar el último paso y abrir el nuevo negocio en España es siempre posible si tiene potencial suficiente. Sin embargo, también apuestan por una mejora de la atracción del talento respecto al actual, que consideran insuficiente.

El ejemplo a seguir en estos últimos años es Chile. El país andino cuenta con un programa de atracción de talento empresarial extranjera elaborado a través de Start Up Chile, que permite abrir una compañía a los interesados en llevarlo a cabo. Éstos se ven aupados por una disposición inmediata de 50.000 euros de capital, a lo que se le suma una visa anual de trabajo para el desarrollo de proyectos. Los nuevos empresarios son respaldados a través de un networking eficaz basado en redes de capital riesgo. Con medidas como ésta, el país gobernado por Piñera busca convertirse en el nuevo Sillicon Valley latinoamericano.

El caso llaollao

LlaoLlao es un caso reciente de emprendizaje exitoso en España con expansión internacional.

El nuevo megagigante de los yogures helados, nacido en España, es básicamente el caso de una estrategia de mercado que trae el producto adecuado para el momento preciso. 

El primer local abierto por el creador, el murciano Pedro Espinosa, estrenó la cadena en Denia (Alicante) en el verano de 2009 enfocando la idea desde un principio a lugares de tránsito turístico. Con la ayuda de sus padres, tardó unos meses en arrancar en la localidad alicantina. Cuando supo atraer a los primeros clientes, elevó el número de trabajadores y sobre todo, el número de tiendas en tan solo un año. Esta nueva idea de heladerías tuvo tal acogida, que al de unos meses, ya estaba en ciudades como Barcelona o Ibiza, o en la misma calle Preciados de Madrid. 

El producto, yogur helado, había llamado la atención de su creador en España, en sus salidas profesionales pasadas al exterior en calidad de ingeniero de British Petroleum. Tras el cambio de ciclo económico, esta nueva saga helada parece haber cubierto las expectativas del nuevo consumidor . Se trata de un producto de máxima calidad, dietético, sano y a precios populares.

Esta estrategia ha llevado a su fundador a expandir LlaoLlao a través de franquicias en lugares tan variopintos como Francia, Venezuela, Chile, Turquía, Reino Unido, Emiratos Árabes, Rusia o Singapur, entre otros.

Una idea fresca que hizo caja en aquel local alicantino y que en 2012 ya alcanzaba los 25 millones de euros de facturación.

Desde Murcia hacia el resto del mundo con amor.

 

Vía| Expansion

Más Información| LlaoLlao

Imagen| TiendasLlaoLlao

En QAH| Pasos para la constitución de una S.L. en España

 

 

RELACIONADOS