Coaching y Desarrollo Personal 


Empieza por soñar

 

Empieza por soñar

Toda gran historia comienza con un sueño.

Beethoven soñó una melodía y sus hábiles dedos la hicieron realidad. Van Gogh soñó una noche estrellada y gracias a sus pinceladas hoy la podemos admirar. Mandela soñó con la igualdad y ni siquiera 27 años de cárcel lo pudieron frenar.

Por eso, hoy te propongo que te atrevas a soñar. No importa si lo haces dormido o despierto, sólo deja a la imaginación volar y planear por entre millones de posibilidades.

La vida nos ata a la tierra y nos estrella contra la realidad de los problemas cotidianos, muchas veces haciéndonos daño. Pero si de vez en cuando levantáramos vuelo, veríamos la grandeza de nuestra verdadera realidad.

Porque la vida real no se trata de encontrar un lugar libre donde estacionar, ni de lograr organizar reuniones tras reuniones sin que se superpongan, sino de algo mucho más grande: Tu Historia.

Luego, haz tus sueños realidad

Por eso, cada vez que des vueltas a la manzana en el auto sin encontrar lugar, o que se atrase 10 minutos una reunión, o que un contratiempo, sea cual fuere, se cruce en tu camino, búscale un propósito en tu gran sueño. Y si no le encuentras uno sólo ten paciencia y espera, tu sueño se encargará de darle una razón de ser.

Es tiempo. Cierra los ojos o, si quieres, déjalos abiertos y pregúntate ¿cuál sería tu sueño para tu gran historia? Sólo tu lo conoces y sólo tu puedes cambiarle el final, así como también, sólo tu puedes hacer que se vuelva realidad.

¡Atrévete a soñar!

Después de todo, soñar también es parte de la realidad.

¡Ah! ¿Que qué soñé yo? Soñé con una sonrisa. Tal vez, la que tu tengas cuando te decidas a soñar

Imagen| Empieza por soñar     Luego, haz tus sueños realidad
En QAH| El hombre en busca de sentido (I)   ¡Vive como sueñas vivir!

RELACIONADOS