Economía y Empresa 


Emirates: el milagro árabe

Si hoy en día en el mundo de las compañías aéreas hay una firma señal de comodidad y buen servicio esa es Emirates. Esta empresa ha logrado en poco más de veinte años consolidarse como uno de los referentes en vuelos de larga distancia, manteniendo unas señas de identidad muy marcadas.

Empecemos por conocer su corta pero intensa historia:

A380Todo surgió con la imperante necesidad de que los Emiratos Árabes Unidos, uno de los países con mayores índices de riqueza per cápita proveniente de sus cifras de exportación de petróleo, no podía depender en exclusiva del crudo y debía invertir sus ganancias en otras líneas de negocio que supusieran un crecimiento sostenible a largo plazo.

De ahí nació la idea de Emirates, llamada a convertirse en la aerolínea de referencia en el Medio Oriente.

Así, un 25 de octubre de 1985 Emirates fletó su primer vuelo, un Boeing 737 que realizó la ruta Dubái-Karachi. Este avión junto a un Airbus 300 B4 fueron los primeros de la compañía, ambos arrendados por la Pakistan International Airlines y la Dubai Royal Air Wing. Todo ello fue posible gracias al apoyo de la familia real de Dubai y del propio gobierno con la aportación de ayudas económicas que incrementaron su capital inicial a U$ 10 millones.

Comenzó con vuelos de corta distancia, siempre desde Dubái con destinos como Colombo, Ammán o El Cairo. En 1986 recibía su primer avión en propiedad, un Airbus A310. Desde el principio, Emirates contaba con un fuerte competidor regional: Gulf Air. La compañía fue creciendo incrementando sus vuelos regionales y ampliando su radio de acción a otras zonas de Asia (Hong Kong, Singapur o Bangkok), e incluso añadió rutas a Londres y Fráncfort a través de Estambul.

En el crecimiento de Emirates hay un punto de inflexión que ha marcado el devenir y el crecimiento de la compañía. Ocurrió a principios de la decada de 2000 cuando decidió iniciar rutas de larga distancia y se centró en liderar las conexiones mundiales de Occidente con Asia. Así, invirtió más de U$ 28 mil millones en la compra de nuevo aparatos Boeing y Airbus. Asimismo realizó grandes campañas de publicidad en los principales países  europeos y EEUU, quizás la más famosa fue el contrato firmado con el Arsenal C.F. que incluyó los derechos del nombre a su nuevo estadio por 15 años y publicitar la camiseta durante ocho años a cambio de £ 100 millones. Actualmente patrocina a otros grandes clubes de futbol como el Real Madrid o el PSG.

El resultado: vuelos sin escala a las principales ciudades de EEUU y Sudamérica y líder en las rutas que conectan Europa con el Sudeste Asiático y Oceanía.

Para dar cabida a tan incipiente tráfico aéreo se puso en marcha la construcción de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Dubái, el mayor edificio del mundo por superficie. Inaugurado en 2008 y ampliado en 2013. Considerado el aeropuerto de transito por excelencia, pues la mayoria de pasajeros no llegan a salir de él.

AzafatasLa aerolínea es filial de The Emirates Group, que a su vez es una filial de la compañía de inversiones del Gobierno de Dubái: Investment Corporation. Por tanto el gobierno es el único propietario de la empresa.

Emirates renueva su flota con frecuencia y actualmente cuenta con unos 200 aparatos en uso y 192 pedidos, de los cuales 90 son Airbus A380-800 (35 actualmente en uso), actualmente el avión más grande del mundo.

Hoy en día, Emirates opera en 77 países con un flujo de 3000 vuelos a la semana. Cuenta con 68.000 empleados y tiene su sede en Dubái, de donde parten o a donde llegan todos sus vuelos y donde deben residir sus azafatos. Fue elegida la mejor línea aérea del mundo en el 2013 según los Skytrax World Airlines Awards, considerados los ‘Óscar’ de la aviación.

Su enfoque de ofrecer a sus empleados beneficios tales como planes integrales de salud, maternidad remunerada y licencia por enfermedad, así como el uso de reparto de utilidades y pago por merito la convierten en una de aerolíneas más atractivas para trabajar.

Su principal competidora sigue siendo su vecina Qatar Airlines, pero el crecimiento de Emirates y por ende el de Dubái parece no tener límites. Así, la ciudad ha visto en su aerolínea el mejor aliado para su afianzamiento como capital financiera del Extremo Oriente.

 

Vía| Emirates, World Airline Awards

Imagen| Logo, Avión, Azafatas

En QAH| El éxito de Ryanair

 

RELACIONADOS