Patrimonio 


Los Emaki-mono: Rollos manuscritos japoneses

Con el comienzo del periodo Heian (794-1185) Japón abre camino hacia un nuevo movimiento cultural. En el año 793 emprenden las obras de la construcción de la nueva capital, Kioto, así como empieza a calar en la sociedad la nueva mentalidad budista que tendrá unas consecuencias en el estilo de vida japonés. Estos nuevos cambios, propician una evolución en el ámbito artístico, considerándose el periodo Heian como pilar de la cultura nipona.

Ejemplo de Emaki-mono

Dentro de las nuevas aportaciones artísticas nos encontramos con los emaki-mono, que se refieren a aquellas narraciones ilustradas, realizadas de manera significativa por personalidades ligadas a la corte japonesa. Lo que las hace también especialmente singulares es su tipología, ya que se trata de obras enrollables, que se van desplegando a medida que el lector avanza. Estos rollos ilustrados se componen de textos escritos en caligrafía japonesa (considerándose como igual, con respecto a la pintura) y dibujos pintados que ayudan a los lectores-espectadores, a poder entender de manera más concisa el significado de la historia que nos presentan. Para la realización de dichas obras se dividía entre un gran número de maestros pintores, los denominados eshi, pertenecientes a la aristocracia japonesa, seleccionaban escenas y el dibujo; por otro lado los artesanos, quienes conseguían el color escogido y lo aplicaban. También en estos proyectos trabajaban distintos calígrafos, ya que son los encargados de realizar la narración.

La Historia de Genji narra un relato de amor dentro de la corte japonesa, es una de las piezas más reconocida de los emaki-mono, fue pintada por mujeres cortesanas, y es aquí donde por primera vez encontramos la existencia de una estética femenina. Este estilo propio dentro de los emaki-mono y realizado por mujeres se denomina Onna-i ; el cual se diferencia del otro estilo, el masculino, conocido como Otoko-e.

Fragmento de la historia de Genji

El estilo Onna-i, se puede identificar con la representación de los sentimientos emocionales e introvertidos, mucho más íntimo y personal; consigue una quietud pictórica a través de su composición. El proceso pictórico era muy laborioso, el denominado tsukuri-i, donde primeramente se realizaba el dibujo, seguidamente se aplicaba el color en capas uniformes y espesas, y finalmente se volvían a repasar los contornos. En cuanto a los detalles de las vestimentas de los personajes representados, eran realizados por otras personas especialistas en ello. Para terminar el papel iba teñido con muchos colores y se aplicaban pequeños trozos de pan de oro por toda la obra. En cuanto a la caligrafía seleccionada para este estilo se denomina hiragana, una tipología de escritura muy complicada en su ejecución.

Fragmente de los rollos Choju Giga. Ejemplo del estilo Otoko-e

Por otro lado encontramos el Otoko-e, donde en contraposición a la quietud y emotividad del onna-i observamos más acción y movimiento, así como realismo y expresión facial. Podemos discernir una diferenciación en la temática, si la historia de Genji, ejemplo del estilo femenino trata sobre un tema amoroso; en el Otoko-e, la obra Shigisan Engi relata lo milagros de un monje; la temática del Otoko-e nos habla acerca de temas épicos y mitológicos.  En esta narración ilustrada, el uso del color es mucho más selectivo, utilizado en muy pocas cantidades, así como también contemplamos una pincelada mucho más rápida.

Concluyendo, el uso del dibujo lineal y sin curvaturas del Onna-i, así como la línea oblicua del otoko-e fueron también básicas en la pintura figurativa china. La diferencia entre la pintura figurativa china y japonesa radica en que el uso de la china esta condicionado en describir conceptos morales o acontecimientos específicos; mientras que en la pintura figurativa japonesa, poseía la libertad explorar los detalles de la condición humana, generando así grandes obras maestras narrativas, para la historia del arte.

Vía| Stanley-Baker, Joan. El Arte Japonés, Ediciones Destino.

Imagen| Emaki-mono, Historia de Genji, Choju Giga

RELACIONADOS