Jurídico 


Elementos esenciales y efectos de un contrato

Hoy hablaremos de los elementos esenciales y los efectos de un contrato.

El contrato es un acuerdo de voluntades de dos partes por el que se crean , se modifican o se extinguen las relaciones jurídicas obligatorias.
Los elementos esenciales del contrato son aquellos sin los cuales el contrato no puede existir, por lo que no podría producir sus efectos, siendo estos los siguientes:

  • El consentimiento es la voluntad de las partes de querer celebrar el contrato, y con ello uno de los elementos esenciales. Para que sea válido es necesario que las partes tengan capacidad para contratar y que el consentimiento sea dado de forma libre y  consciente. Los individuos incapaces para contratar son los menores de edad no emancipados, los incapacitados y los menores de edad emancipados respecto de los contratos que no pueden celebrar por sí solos.
  • El objeto del contrato es otro elemento esencial. Son las prestaciones que debe hacer alguna de las partes o ambas partes del mismo, según el contrato. Para que el objeto sea válido debe cumplir ciertos requisitos: ha de ser posible, ha de ser lícito (legal) y debe de estar determinado sin necesidad de nuevo acuerdo entre las partes.
  • El último elemento es la causa del contrato, siendo la finalidad económica y social que se persigue con la celebración del contrato y que es igual para todos los contratos del mismo tipo. Para que la causa sea válida debe de existir, ser lícita y verdadera. Que sea verdadera significa que las partes deben perseguir la causa propia del contrato que celebran.

    Durante la crisis económica el número de contratos incumplidos suele aumentar, principalmente por motivos económicos.

La ausencia de alguno de estos tres elementos esenciales o el incumplimiento de alguno de sus requisitos permite a cualquiera de las dos partes del contrato pedir la nulidad del mismo.
En cuanto a los efectos de un contrato, si un contrato está válidamente constituido, los efectos que produce son: la obligatoriedad, la relatividad y la irrevocabilidad.

  1. El primer efecto que produce el contrato es el de su obligatoriedad: las partes tienen el deber de cumplirlo.
  2. Esa obligatoriedad sólo se produce entre las partes contratantes pero no afecta a los terceros: efecto de relatividad.
  3. El tercer efecto del contrato es que ninguna de las partes puede por sí sola desistir del contrato, ya que esto atentaría a la seguridad jurídica: efecto de la irrevocabilidad.

El contrato sólo puede ser rescindido (dejar sin efecto un contrato válido) por común acuerdo de las partes y sólo de forma excepcional puede extinguirse por voluntad unilateral (una de las partes) ya sea porque las partes han pactado una multa penitencial o porque la ley lo permite expresamente.

He de recordar que en un contrato tanto las letras pequeñas como las grandes tienen igual de importancia, e incluso la primera si no es leída estaremos ante una serie de información de la cual no seremos conscientes y de la que asumiremos ser responsables de nuestros actos tras la firma.

En conclusión, como consejo os puedo recomendar que leais desde el principio hasta el final dicho documento si no queréis sentiros parcialmente “estafados”.

Más información| ¿Qué es un contrato?  Un tipo de contrato: “El contrato de trabajo”   Contrato de trabajo y modalidades

Imagen| Contrato

RELACIONADOS