Salud y Deporte 


Electroestimulación y ejercicio físico: la unión hace la fuerza

La electroestimulación es un dispositivo tecnológico desconocido por gran cantidad de personas, a pesar de que se viene usando desde hace bastantes años. El gran desconocimiento sobre este tipo de aparatos, nos hace pensar que no necesitamos hacer deporte para conseguir una buena figura corporal, pero ¿es eso cierto?, ¿cuál es la función real?, ¿qué ventajas y desventajas tiene?, todas estas preguntas las resolveremos a continuación.

Extensión de rodillas con EENM

Extensión de rodillas con EENM

La electroestimulación muscular manda impulsos eléctricos (a través de electrodos) y hace que se contraigan los músculos, sin que se haya producido una orden previa al sistema nervioso central. Este tipo de medios se ha venido utilizando generalmente, para recuperar lesiones o para mantener la masa muscular en caso de no poder realizar ejercicio físico.

En primer lugar habría que destacar como contradicción, que no pueden ser usados por todo tipo de personas, aquellas que sufren problemas como epilepsia, arritmias, trombosis, personas embarazadas… o con marcapasos.

Como se ha comentado anteriormente, otro de los problemas, es el uso que se le da para evitar realizar ejercicio físico y con ello obtener un resultado similar. En ningún caso, la electroestimulación sustituye el ejercicio físico, simplemente deberíamos usarla como complemento o en casos de lesiones, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Actualmente existen centros deportivos en los que combinan la electroestimulación con el ejercicio físico (contracciones voluntarias de la persona). Esta forma de trabajo es más dura de lo que pueda parecer, ya que a la contracción voluntaria de la persona, le añadimos el estímulo eléctrico enviado por el aparato. Combinando ambas, podemos conseguir un mayor reclutamiento de fibras musculares, algo que no siempre se obtiene si trabajamos únicamente con contracciones voluntarias, llegando a obtener grandes resultados.

En el mercado podemos encontrar gran cantidad de electroestimuladores, pero no todos son iguales, ni cumplen las mismas funciones. Si queremos obtener uno de estos,  debemos tener en cuenta, el tipo de onda, la duración, su amplitud y la frecuencia, a la hora de obtener resultados satisfactorios y garantizar la seguridad en su utilización.

Olvídese de los anuncios y de los programas de teletienda en los que venden estos productos como algo revolucionario para conseguir resultados espectaculares sin ningún tipo de esfuerzos.

“El dolor que sientes hoy, se convertirá en la fuerza que sentirás mañana”.

Vía| Sportlife

Más información| Vitonica

En QAH| Los abdominales hipopresivos: beneficios para la saludDeporte y quemagrasas, ¿mito o realidad?, ¿Cómo contrarrestar el estrés y su impacto emocional?

Imagen| EENM

Videos|Youtube: ¿Cómo funciona la electroestimulación ? Electroestimuladores Compex en Argysan

RELACIONADOS