ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

El vidrio, un sólido que NO lo es

¿Es el vidrio un sólido? A simple vista parece que sí, ¿no es cierto? Tiene una forma y un volumen definido, es bastante duro, denso, frágil, no fluye…. ¿o sí?

Macroscópicamente no cabe ninguna duda de que el vidrio como tal cumple todas las características que le corresponderían a un sólido, pero ¿qué ocurre si observamos el vidrio a nivel molecular? Curiosamente, el vidrio no es un cristal sino un líquido subenfriado, o lo que es lo mismo, un fluido con muy alta viscosidad. Esta propiedad mide la resistencia que muestran los fluidos a las deformaciones tangenciales, es decir, a fluir. Cuando un material sólido se funde, la mayoría de las veces da lugar a un líquido isotrópico, que es básicamente lo que todos entendemos por “líquido”.  Sin embargo, en algunos casos se forma una o más fases intermedias (mesofases), en las que el material presenta un estado intermedio sólido y líquido conocido como estado vítreo. A estos compuestos se les conoce como CRISTALES LÍQUIDOS, y aunque tienen apariencia de sólido se deforman elásticamente ante esfuerzos externos.

Tal y como he adelantado anteriormente, se trata de una especie de líquidos con una viscosidad altísima, de forma que aunque sí fluyen, lo hacen tan lentamente que podrían tardar años en hacerlo a temperatura ambiente. No obstante, si los calentamos a altas temperaturas la viscosidad disminuye hasta que pasan a comportarse como verdaderos fluidos. Para que os hagáis una idea de las magnitudes, a 1800ºC el vidrio sigue teniendo aspecto sólido y su viscosidad supera los 10^7 poises, mientras que la viscosidad del agua a temperatura ambiente (unos 20ºC) es de 0,001 poises.

Por todo ello, en la fabricación de vidrio se trabaja fundiendo este a unos 2800ºC. Más tarde, si se enfriase lenta y cuidadosamente, podrían llegar a obtenerse verdaderos cristales gracias a la primera formación de corpúsculos sólidos que actuarían como catalizadores de nucleación sobre los que solidificaría el resto.

Aclaraciones: un líquido isotrópico es aquel cuyas propiedades no dependen de la dirección en que se miden. Un cristal líquido es anisotrópico, lo que significa que tiene propiedades, como la viscosidad, que dependen de la dirección en que se miden.

Más información| Universidad Carlos III de Madrid

Imagen| Kristal97 S.A, Freepic

En QAH| Fisicoquímica de un copo de nieve: el hexágono natural, El flúor: el elemento destructor

Beatriz Villavieja de la Blanca Escrito por el dic 7 2011. Archivado bajo Tecnología y SM, TOP QAH.





  • Gonzalo

    Hola, me interesa conocer un tanto más sobre el tema ¿será que me podés facilitar alguna cuenta de correo? ¡muchas gracias!, mi nombre es Gonzalo

  • carlos

    gracias es muy interesante

  • José Eduardo Ortega

    de las mejores y mas sencillas explicaciones q he visto!!! por cierto felicidades a los redactores !! pues no he visto tema q no sea interesante, de utilidad en conocimientos generales !! Saludos

CONOCE AL REDACTOR

Beatriz Villavieja de la Blanca

Beatriz Villavieja de la Blanca

Redactora de la sección de Ciencia y Tecnología en Qué Aprendemos Hoy.

Gestor estratégico de contratos del Polo de Compras de Tecnología y Fabricación del grupo CEPSA

Ingeniera Química por la Universidad Complutense de Madrid 

Curso de Postgrado Proyecto Lydes: liderazgo y desarrollo empresarial por el Instituto Internacional San Telmo

 Ha trabajado en ... Ver perfil completo

Acceder |