Cultura y Sociedad, Historia 


El verdadero origen de Halloween

Fuente: http://www.tarotistas.com/secciones/magiawicca/Celebracion_Samhain
La festividad celta de Samhain

El orígen de esta curiosa festividad, exportada por los norteamericanos a todos los rincones del mundo, es comúnmente atribuido a los pueblos celtas, quienes celebrarían el final de temporada de cosechas y el inicio de la estación oscura y cuyo nombre primigenio sería Samhain, fin del verano (o fin del otoño, según otras fuentes). 

Durante esta noche, los espíritus de familiares difuntos eran invitados a la celebración, y se alejaban a los malignos, para cuyo propósito nacería la necesidad del uso de trajes y máscaras con el fin de ahuyentarlos. Con la ocupación romana de las islas Británicas, la festividad se fundió con la tradición latina de la Pomona, o fiesta de la cosecha.

Pero no debemos olvidarnos de una cuestión: la fiesta de Halloween es una invención de miles de años después de esta celebración pagana; ¿cómo ha llegado hasta nosotros, entonces?

A través del cristianismo y de una irreal transposición de fiestas. El verdadero origen podríamos situarlo en el del día de Todos los Santos. Durante la época del emperador romano Diocleciano (244-311), se produjo una feroz represión de los cristianos con el fin de frenar su rapidísima expansión. Esta época de persecución creó tantos mártires para la religión, que siglos después, el papa Gregorio III, cuyo papado se prolongó durante los años 731 y 741, y Gregorio IV (827 a 844), tuvieron que establecer un único día para celebrar la festividad de los Santos, que seria primero el día 13 de mayo y luego el 1 de noviembre, fecha actual. Esta celebración acabó siendo la de Todos los Santos, establecida oficialmente, tal y como la conocemos ahora, por el papa Urbano IV entre los años 1261 y 1645.

El origen de Halloween es, de esta manera, el de la espera del día de Todos los Santos. Su nombre no significa otra cosa que esto mismo: es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eveque se traduce, mismamente, como Víspera de Todos los Santos. Durante esta noche, los cristianos velarían a sus difuntos en un rezo continuo y silencioso, donde la antigua fiesta del Samhain celta no está presente por ningún lado, salvo, quizá, en Irlanda.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Halloween#Origen_celta

Cartel de 1904 anunciando la fiesta de Halloween

Así, la tradición llegaría a Estados Unidos de la mano de inmigrantes irlandeses a mediados del siglo XIX, y un excedente de calabazas llevaría al uso de este vegetal para la talla de los farolillos, en la tradición que se convertiría en la del jack-o’antern, uniéndose con el viejo cuento popular irlandés de Jack el Tacaño.

En 1921 se celebraría el primer desfile de Halloween, en Minnesota, pero no sería hasta los años setenta y ochenta cuando el cine y la televisión popularizaron la fiesta de los muertos, y que la poderosa maquinaria de expansión cultural estadounidense colocaría en todos los rincones del mundo.

Esa noche, seguramente, habrá en tu pueblo o ciudad algún niño que celebre Halloween o algún bar que durante todo este fin de semana ha sido decorado con motivo de la fiesta. Pero no sería hasta entrado el siglo veinte cuando se produciría la unión de estas celebraciones. La víspera de Todos los Santos, una noche de recogimiento y rezo por los difuntos, sería convertida radicalmente, rescatando las viejas costumbres celtas que, como decimos, llegarían de la mano de los irlandeses y de sus viejas leyendas. De ahí el disfraz terrorífico del que todas las personas hacen gala durante la noche, en un intento de ahuyentar a esos espíritus malignos de los que se intentaba huir en el Samhain.

Pero no nos engañemos; su origen real no es celta, como bien orgullosos se sienten los estadounidenses de contar, debido quizá a la máxima de que cuanto más antiguo, más prestigioso. El origen de Halloween debemos buscarlo, primeramente, en un pueblo que no tiene tradiciones y que debe asumir un folclore extranjero como suyo propio; y en un imperialismo cultural como nunca antes ha ocurrido en la historia. Rambo, La Coca-Cola, Santa-Claus y la parafernalia de esta noche dan buena prueba de ello.

Vía| La Cuna de Halicarnaso

RELACIONADOS